NOTICIAS DIARIAS

6 ejercicios para no engordar a pesar de los genes

La Universidad de Taiwán ha realizado un estudio que revela cuales son las actividades más eficaces para no engordar a pesar de los genes.
La obesidad es una enfermedad que afectó a 24 millones de personas en 2016 solo en España.
Medicina del Deporte

La Universidad de Taiwán ha realizado un estudio que revela cuáles son las actividades más eficaces para no engordar a pesar de los genes. La genética es el factor que más influye en la obesidad y sobrepeso, por encima de la dieta y el ejercicio. La obesidad es una enfermedad que afectó a 24 millones de personas en 2016 solo en España. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el sobrepeso y obesidad causan cerca de 2,8 millones de muertes al año en todo el mundo.

Muchos especialistas recomiendan acabar con malos hábitos alimenticios o el sedentarismo para controlar el almacenamiento excesivo de grasa. Sin embargo, este estudio ha demostrado que existen actividades que puede resultar mucho más eficaces para no engordar a pesar de los genes.

La investigación se realizó gracias a la participación de 18 000 personas de edades comprendidas entre los 30 y 70 años. Los resultados demostraron que el jogging, correr de forma más pausada, era la mejor opción para controlar la obesidad. Además, descubrieron que otras actividades como el ciclismo de montaña, el yoga, senderismo, marcha atlética y algunas modalidades de baile también eran mucho más eficaces.

Estos deportes ayudan a disminuir el índice de masa corporal (IMC) en aquellas personas cuya genética les hace más proclives a tener un peso excesivo. Sin embargo, para que dichas actividades resulten efectivas es necesario que se practiquen con cierta regularidad, es decir, 3 veces a la semana durante un mínimo de 30 minutos.

Por otro lado, también existen actividades que no evitan los efectos de la genética sobre la obesidad y pueden ser contraproducentes. Estos deportes son ciclismo, natación o los estiramientos, ya que la natación estimula el apetito y los estiramientos consumen menos energía.

Estudio

Wan-Yu- Lin, principal investigador del estudio, ha explicado: “Hasta ahora se ha examinado solo el IMC porque es fácil de calcular. Sin embargo, si solo se tiene en cuenta la altura y el peso se desestima el porcentaje de grasa que existe en el cuerpo”.

En este sentido, el estudio ha considerado 4 indicadores de obesidad que están ligados a problemas de metabolismo. Por ello, se han centrado en 5 medidas, el perímetro de la cintura y cadera, porcentaje de grasa corporal, IMC y la relación entre cintura y cadera. El estudio resulta fundamental para controlar esta enfermedad y tomar medidas practicando las actividades que la investigación ha concluido que son las más eficaces.