NOTICIAS DIARIAS

Acebes: “Llegar al diagnóstico en Reumatología es un puzle”

Carlos Acebes reconoce la complejidad en el diagnóstico en Reumatología.
El reumatólogo del Hospital General de Villalba ha participado en los Desayunos Informativos de MedsBla.
Reumatología

Llegar a un diagnóstico en Reumatología en ocasiones es como un puzle. Así lo describe Carlos Acebes, reumatólogo en el Hospital General de Villalba y presidente de la SORCOM (Sociedad de Reumatología de la Comunidad de Madrid). Este especialista es el protagonista de los Desayunos Informativos de MedsBla del mes de agosto. Carlos Acebes asegura: “Hasta que no has puesto unas cuantas piezas no ves el fondo”. El reumatólogo considera que esta especialidad requiere un tiempo y critica que, a veces, los gestores no lo entienden.

Para realizar un diagnóstico en Reumatología se necesita tiempo, insiste. “Nos ponen al nivel del traumatólogo que, cuando viene el paciente con un dolor de rodilla, le hace una radiografía”, señala. No menosprecia su trabajo, pero Carlos Acebes asegura que cuando viene un paciente con esos síntomas a su consulta suele tener otros problemas que debe analizar. “No le podemos poner un antiinflamatorio sin mirar cómo tiene la función renal”, explica.

Profesionales más resolutivos

Para Carlos Acebes la Reumatología en estos tiempos es más atractiva. Ahora, a la hora de hacer un diagnóstico en Reumatología, disponen de más opciones. Según explica, ahora disponen de un arsenal terapéutico mucho más eficaz. Esto supone un reto para el profesional porque el grado de complejidad es mayor, según argumenta. El realizar un buen diagnóstico en Reumatología “te exige estar formado en los distintos mecanismos de acción de los fármacos”.

En este sentido, también reconoce que la especialidad ahora te da más satisfacción como profesional. “Eres mucho más resolutivo y le proporcionas mayor calidad de vida al paciente”. “Ahora somos mucho más eficaces con nuestros tratamientos”, recalca. Estos pacientes, hace 10-15 años, eran los pacientes biónicos, asegura.

Sin embargo, aún quedan ámbitos en los que no se ha avanzado lo suficiente, señala este especialista. Entre ellos, el dolor. Tal y como explica, en lo que más se ha avanzado es en la terapia intervencionista más focalizada al origen del dolor. Según reconoce Carlos Acebes, los reumatólogos ahora mismo no están muy metidos en estos temas, pero sí les gustaría.
HTML tutorial

Especialistas felices

En cuanto a las condiciones laborales, el reumatólogo reconoce que, todas las especialidades médicas, si tienes dedicación, suponen una carga de trabajo. “Más en este país en el que el sistema nos hace trabajar duramente”, asegura. Su experiencia en otros sistemas sanitarios (Reino Unido y Estados Unidos) le permite compararse con otros colegas. “Conozco otros sistemas y, realmente, aquí se nos hace trabajar mucho”, añade. Un trabajo duro que se compensa con la vocación que generalmente tienen, afirma. Eso sí, si estuviera en sus manos, organizaría el trabajo de otra forma.

Este especialista considera que el trabajo de un médico no es solo ver pacientes. “Tienes que revisar historias clínicas, comentar pacientes con tus compañeros, tener tu currículum puesto al día, divulgar…”. Además, Carlos Acebes asegura que en buena parte de los centros donde trabajan, más del 90% de la actividad que realizan es asistencial. Pese a ello, presume de trabajar en una especialidad “bonita de practicar” y en la que sus profesionales están felices. Así al menos lo asegura un estudio publicado en 2018 en una revista americana, indica.

La sociedad científica, más cercana que el colegio

Sobre la labor de las sociedades científicas este especialista en Reumatología considera que muchos médicos piensan que es más útil que su colegio de médicos. Tal y como explica, lo ven como algo más suyo. Además, consideran que le ofrece más prestaciones directas e inmediatas (por ejemplo, en el aval de cursos o talleres). A su juicio, se sienten más partícipes.

Para Carlos Acebes, el balance de los 2 años al frente de la SORCOM es muy positivo. Antes de asumir la presidencia participó en un programa de un año de gestión de sociedades científicas que le resultó muy útil. Fruto de eso, al asumir la presidencia, pasó un cuestionario a los socios sobre las ideas que quería poner en marcha en esos 2 años. En función de lo que respondieron, trabajó la junta directiva. Este médico asegura que es un trabajo duro, al que tienes que dedicarle tiempo, pero que da mucha satisfacción. “Ser el motor y conseguir estimularles me reporta mucha satisfacción”, asegura.

En la recta final de su mandato (finaliza en octubre), Acebes defiende que cada presidencia y cada junta directiva tiene su marca propia y debe dejar su huella. En su caso, la prioridad ha sido la visibilidad y el desarrollo de iniciativas de responsabilidad social corporativa. “El año pasado, por ejemplo, coincidiendo con la Navidad, participamos con el kilo solidario”, señala.

Otra de las iniciativas que ha puesto en marcha son las becas de intensificación para centros más modestos y periféricos de la Comunidad de Madrid. Dichos centros no tienen acceso a fondos del FIS o del Ministerio de Sanidad para financiar sus proyectos de investigación. De esta forma, un miembro del servicio de reumatología que sea investigador puede trabajar en tiempo parcial, dedicado a ese proyecto de investigación. Por otro lado, con la dotación de la beca se paga a otro reumatólogo que lo cubra.