NOTICIAS DIARIAS
La restricción brusca del uso en la adicción a las redes sociales puede provocar síndrome de abstinencia.
La adicción a las redes sociales, más peligrosa entre adolescentes.

Adicción a las redes sociales: la restricción genera abstinencia

Medicina Preventiva y Salud PúblicaPsiquiatría

En la adicción a las redes sociales una restricción brusca en el uso puede dar lugar al síndrome de abstinencia. Así lo ha puesto de manifiesto Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco. Este psicólogo ha impartido una conferencia sobre la adicción a las redes sociales y sus consecuencias. Según ha expuesto, la población joven es la más vulnerable, ya que carece de un desarrollo emocional completo.

Las redes sociales constituyen un medio de comunicación positivo siempre y cuando se utilicen de forma razonable, señala este experto. Sin embargo, cuando este uso se convierte en adicción a las redes sociales genera una serie de riesgos. Estos riesgos son mayores entre las personas más vulnerables: jóvenes y adolescentes, añade Echeburúa.

Entre estos riegos, destaca el especialista, se encuentra la pérdida de control y la multitarea. Ambos inciden directamente sobre la capacidad de concentración en la tarea prioritaria que una persona lleva a cabo. Otros de los riesgos de la adicción a las redes sociales son las conductas controladoras. A esto se añade el problema de la falsificación de perfiles y el empobrecimiento de la comunicación.

En opinión del este catedrático en Psicología, “los emoticonos o los selfies no pueden sustituir al lenguaje verbal”.

¿Cómo identificar la adicción a las redes sociales?

Uno de los signos que pueden indicar que existe una adicción es sentir una especial euforia al estar frente al teléfono inteligente. Consultar el correo electrónico cuando se están haciendo otras cosas puede ser otro signo, indica Echeburúa. La adicción a las redes sociales puede hacer que se descuide la vida real (dormir poco, pasar mucho tiempo solo…).

Según este experto, si una persona es adicta a las redes sociales, la restricción brusca puede generar un síndrome de abstinencia. Dicho síndrome se caracteriza por conductas de ansiedad e irritabilidad. Esto interfiere negativamente en la vida cotidiana del paciente, algo similar a lo que ocurre con la adicción a sustancias químicas. Este especialista ha subrayado que la adicción a las redes sociales tiene más riesgos entre la población joven. Esto es así porque su cerebro no ha terminado de madurar. Este riesgo puede agravarse si se presentan ciertos rasgos de personalidad (impulsividad, baja autoestima o introversión).