NOTICIAS DIARIAS

Agricultores y ganaderos piden mejor formación médica en tularemia

Infección tularemia
La tularemia azota a agricultores y ganaderos en Castilla y León.
Medicina del Trabajo

La tularemia azota a los agricultores que piden un mejor diagnóstico a los equipos de atención primaria y urgencias. La protesta encabezada por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) recuerda que la tularemia está considerada como una enfermedad profesional por Real Decreto. Pero la falta de conocimiento en su diagnóstico por parte de los servicios sanitarios de Castilla y León evita que se reconozca como tal.

En un comunicado al que ha tenido acceso EFE, ASAJA ha destacado que ante la escalada en el número de casos de personas afectadas, se necesita un diagnóstico correcto. La zona más afectada se encuentra en la Tierra de Campos de Palencia y los daños, más allá de los físicos, están en que los pacientes de tularemia no tiene beneficios del sistema de protección público.

Culpables de la tularemia

Esta infección la causan animales infectados y transmisores. Según ASAJA, desde hace años se encuentra latente en liebres y roedores, pero una nueva plaga de topillos está transmitiendo la enfermedad a los agricultores y ganaderos. La forma de contraer está infección es variada y difícil de controlar. Por un lado, la piel es el principal agente, puesto que el contacto directo con el huésped contagia la enfermedad.

Además, la conjuntiva del ojo, las mucosas de boca y nariz e, incluso, la ingestión de agua contaminada por los topillos puede generar la infección. Por ello, más a allá del necesario conocimiento diagnóstico de la enfermedad para obtener beneficios laborales, ASAJA hace un llamamiento a las administraciones. “Es necesario que se adopten todas las medidas posibles de control de la expansión de los topillos.