NOTICIAS DIARIAS

Argentinos desarrollan un fármaco contra el cáncer de ovario

Un nuevo fármaco contra el cáncer ovario
Podría usarse en el tratamiento de pacientes con cáncer de mama hereditario que presenten el gen BRCA.
Latinoamérica

Científicos argentinos desarrollaron un nuevo fármaco contra el cáncer ovario. Dicha droga fue desarrollada por especialistas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Esta investigación se llevado a cabo en colaboración con científicos de Alemania, EE. UU. y Reino Unido. Además, podría usarse en el tratamiento de pacientes con cáncer de mama hereditario que presenten el gen BRCA.

La proteína que identificaron en esta investigación es la PLK1 y podría ser un punto terapéutico para el tratamiento de este tipo de cánceres hereditarios. El estudio reveló que cuando se inhibe la proteína PLK1, las células mutantes para BRCA1, son muy sensibles a estos inhibidores. De hecho, destaca el CONICET, son mucho más sensibles que una célula normal.

Por otro lado, la investigación demostró que la droga es selectivamente tóxica contra la célula tumoral en determinadas dosis. No obstante, es poco o nada tóxica contra la célula normal, añaden los investigadores. Una vez identificada la eficacia, se realizaron las pruebas de validación y se probó en diferentes modelos celulares y tridimensionales. Posteriormente se estudió en animales y por último, en un grupo de pacientes sobre una base de los Estados Unidos.

Para la investigación se utilizaron datos del proyecto The Cancer Genome Atlas, del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH). Este alberga información de más de 20 000 pacientes de entre 33 tipos de cáncer y cerca de 1000 corresponden a cáncer de mama.

El proyecto comenzó en 2015 al obtener el grupo un financiamiento de la empresa GlaxoSmithKline (GSK) mediante su programa Trust in Science. Dicho programa realizó una alianza en Sudamérica con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Su finalidad es identificar nuevos tratamientos terapéuticos en Oncología, concluye el CONICET.