NOTICIAS DIARIAS

Aumentan los tumores perioculares diagnosticados

OftalmologíaOncología Médica. Oncología Radioterápica

El número de tumores perioculares diagnosticados ha aumentado, según se puso de manifiesto en el V Curso Internacional de Oculoplástica celebrado recientemente en el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima de Vigo. Esta formación está acreditada con 12 créditos de la European Union of Medical Specialists.

Según ha informado el centro, especialistas en oculoplástica coincidieron en destacar el número creciente de diagnósticos de tumores perioculares, tanto por el incremento de la frecuentación como por la mayor sensibilidad sobre la necesidad de abordar de forma especializada las lesiones tumorales que aparecen en los párpados.

En ese sentido, explicaron que los tumores perioculares se manifiestan como lesiones en el párpado que crecen o sangran. Si ocurre esto último, es importante acudir a un especialista en oculoplástica cuanto antes, “para descartar que se trate de un tumor y tratarlo adecuadamente si se confirma el diagnóstico”.

De acuerdo con la coordinadora del curso, Yerena Muiños Díaz, 9 de cada 10 tumores perioculares son carcinomas basocelulares de lento crecimiento; su crecimiento se suele limitar a infiltrarse en los tejidos adyacentes. Los carcinomas de células escamosas, los carcinomas de glándulas sebáceas y los melanomas son los siguientes tumores perioculares por frecuencia.

En todos los casos, el tratamiento se basa en la extirpación quirúrgica y la reconstrucción de la zona afectada. En los casos más graves, es necesario utilizar injertos y colgajos para la reconstrucción de estas zonas.

Muiños, que dirige la Unidad de Oncología Ocular y Oculoplástica del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, recordó la importancia de cuidar la piel del párpado igual que el resto de la piel. “Es muy frecuente ver cómo en la playa la gente se pone crema protectora en todo el cuerpo, pero muy pocos se ponen la misma crema en la piel de los párpados y se tumban con los ojos cerrados a descansar; lógicamente, la incidencia del sol es la misma sobre los hombros que sobre los párpados”, señaló.