NOTICIAS DIARIAS

Biosensores holográficos mejoran el diagnóstico médico

Biosensores holográficos
Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia trabajan en biosensores holográficos para el diagnóstico médico.
Ciencia y Tecnología

Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia trabajan en biosensores holográficos para el diagnóstico médico. Ellos ayudarán a mejorar la precisión, así como a reducir los tiempos de ensayos y el coste de reactivos. El proyecto “BiHolog” y sus avances se presentarán en julio por investigadores del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico en el XIII International Workshop on Sensors and Molecular Recognition, según recoge EFE.

Biosensores holográficos

La idea de estos biosensores holográficos tiene el reto de lograr una medicina de precisión. Su objetivo es encontrar un diagnóstico precoz de enfermedades de forma mínimamente invasiva y su tratamiento personalizado. Para ello, utilizarán herramientas de análisis precisas, sensibles y robustas que proporcionen un resultado casi instantáneo. De hecho, se está convirtiendo en realidad gracias al desarrollo de biosensores que miden el estado de salud del paciente directamente desde su casa o centro de salud cercano. De hecho, trasmiten esa información al personal médico, sin alterar su vida normal.

Por esta razón, el equipo de investigadores trabaja en este proyecto. Proyecto que pretende dar un paso más en el diagnóstico médico, mediante el desarrollo de nuevos biosensores holográficos, que está dirigido por los investigadores del IDM Ángel Mauieira y María José Bañuls. La holografía es un fenómeno óptico en el que la luz es difractada. Además incide sobre una estructura que contiene un patrón de interferencia y converge en una imagen 2D o 3D, una tecnología que permite codificar la luz en píxeles de una imagen y se emplea en numerosas aplicaciones.

Funcionalidad 

En este sentido, Ángel Mauieira explica que se aprovecha la codificación de la luz que ofrece la holografía para su aplicación a biosensado. “Demuestra su viabilidad para el desarrollo de sistemas de diagnóstico in vitro”, recuerda. Al mismo tiempo, los investigadores trabajan en el diseño e incorporación de redes de difracción sobre soportes que permitan el anclaje de receptores específicos que capturan de manera selectiva la molécula de interés.

Asimismo, el reconocimiento de los biomarcadores por los receptores se traduce en una modificación del patrón holográfico. Por ello, origina un cambio en las propiedades de la luz difractada. De hecho, Mauieira apunta que si los resultados son los esperados podrán desarrollarse biosensores implantables no invasivos. Además, María José Bañuls recuerda que la ventaja de este dispositivo es la de captar de manera directa biomarcadores, como proteínas y anticuerpos sin necesidad de marcaje y la reducción de los tiempos de ensayo, así como del coste de los reactivos.

Por otro lado, los investigadores afirman que su fabricación es sencilla y pueden plantearse gran cantidad de diseños sobre diferentes materiales. Por lo tanto, permite su procesado en distintos formatos, desde tiras reactivas, biosensores implantables y deformables o plataformas rígidas integrables en dispositivos POC. Asimismo, el equipamiento necesario para la lectura de la señal generada por la biointeracción es bastante sencillo en términos de fabricación y costes.

Finalmente, Bañuls recuerda que la investigación tiene como finalidad “explorar y establecer las bases de la holografía en biosensado”. Por ello, trabajan en diferentes soportes holográficos con propiedades superficiales que permitirán aumentar la sensibilidad y facilitarán un diagnóstico más preciso.