NOTICIAS DIARIAS

Células senescentes y pérdida ósea: cómo se relacionan

Reumatología

La pérdida ósea y la osteoporosis suponen un importante problema de salud para 44 millones de mujeres y hombres mayores de 50 años en Estados Unidos, según cifras de la Fundación Nacional de Osteoporosis. Tal y como explican los autores del estudio, hasta ahora se sabía que la acumulación de células senescentes genera una disfunción en el tejido. Sin embargo, se desconocía qué papel juegan las células senescentes en la osteoporosis.

Sundeep Khosla, director del Programa de Envejecimiento Óseo y Muscular de la Mayo Clinic, ha destacado que la novedad de este estudio es que se pueden dirigir las células senescentes a mejorar la masa ósea y otras condiciones relacionadas con la edad. Los investigadores llevaron a cabo este estudio a partir de 3 líneas de trabajo:

  1. Un modelo genético en el que las células senescentes pueden ser destruidas.
  2. Un enfoque farmacológico en el que los fármacos senolíticos eliman las células senescentes.
  3. Desarrollo de un inhibidor de la janus quinasa. Este fármaco bloquea la actividad de las enzimas janus quinasa para eliminar los productos tóxicos producidos por las células senescentes.

Las 3 líneas de trabajo lograron revertir la pérdida ósea y aumentar la fuerza al reducir la resorción ósea, aseguran los autores. Los beneficios en el hueso hallados en los ratones ancianos no se encontraron en los más jóvenes. Esto, junto al hallazgo de que los fármacos senolíticos eran eficaces cuando se administraban solo intermitentemente, apoya el vínculo entre las células senescentes y la pérdida ósea relacionada con la edad, aseguran los investigadores.