NOTICIAS DIARIAS

Células T frente a infecciones por Staphylococcus aureus

Alergología e InmunologíaDermatología y VenereologíaMedicina Preventiva y Salud Pública

Las células T γδ pueden proteger frente a infecciones cutáneas recurrentes por Staphylococcus aureus, según un estudio de investigadores de la Johns Hopkins University School of Medicine, la Universidad de California en Davis y el National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Los resultados se han publicado en The Journal of Clinical Investigation.

Tal y como ha informado Johns Hopkins Medicine, los investigadores han descubierto cómo el sistema inmune podría proteger frente a infecciones cutáneas recurrentes causadas por Staphylococcus aureus. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de vacunas para prevenir las infecciones por Staphylococcus, que representan 14 millones de consultas ambulatorias.

“Hay una enorme necesidad clínica insatisfecha de nuevos enfoques contra las infecciones cutáneas por Staphylococcus debido a la disminución del desarrollo de antibióticos y el aumento de la resistencia a los medicamentos”, apunta Lloyd Miller, profesor asociado de Dermatología y uno de los autores del trabajo.

El Staphylococcus supone la causa más común de infecciones cutáneas en personas. Cepas multirresistentes, como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, están provocando graves infecciones fuera de los hospitales. Una vez que se ha tenido una infección, la tasa de recurrencia es del 50% en 6 meses. Asimismo, puede se pueden diseminar desde la piel y dar lugar a una sepsis.

“Se teme que los antibióticos actuales no proporcionen una solución duradera a esta amenaza para la salud pública”, añade el investigador, cuyo equipo descubrió que después de exponer la piel de ratones con sistemas inmunes defectuosos a la bacteria, estos estaban sorprendentemente protegidos frente a una segunda exposición cutánea a la bacteria.

Después de realizar pruebas para detectar anticuerpos y otros “sospechosos habituales” del sistema inmune contra estas infecciones cutáneas, no quedó claro cuál era el mecanismo que protegía a los ratones. Los investigadores probaron entones un medicamento aprobado por la FDA para el tratamiento de la esclerosis múltiple, que actúa previniendo que ciertas células inmunitarias abandonen los ganglios linfáticos para detectar sitios de inflamación.

Secuenciación genética

Para determinar qué mecanismo estaba protegiendo a los ratones frente a estas infecciones cutáneas, se recurrió la Universidad de California en Davis para que realizaran la secuenciación genética de cada marcador celular en las células de los ganglios linfáticos. Esta reveló que las células T γδ se multiplicaron sustancialmente después de la infección inicial, se trasladaron al lugar de la infección y proporcionaron protección frente a la segunda infección.

“Nuestro laboratorio está especializado en el desarrollo de metodologías genéticas novedosas para estudiar los repertorios de células T, pero nunca habíamos aplicado esta tecnología para estudiar cómo el sistema inmunológico responde a una infección”, explica Emanual Maverakis, de la Universidad de California en Davis, según el cual esta es solo la primera colaboración que realizarán con Miller.

Para saber si los hallazgos podían trasladarse a humanos, los investigadores de la Johns Hopkins analizaron la sangre de individuos sanos y personas con un trastorno inmunológico raro que las hace altamente susceptibles a infecciones cutáneas por Staphylococcus. Se observó un aumento en el porcentaje de células T γδ similar al descubierto en el modelo animal, en el que pasaron de representar menos del 1% de todas las células del ganglio linfático a más del 20%.