NOTICIAS DIARIAS

Chips miniaturizados para diagnosticar enfermedades desde el interior de la célula

Ciencia y Tecnología

Para mejorar este método de detección de patologías celulares, un grupo de investigadores liderado por el Centro de Investigaciones Cienfíficas (CSIC) y financiado por el Plan Nacional de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, ha conseguido miniaturizar hasta 1.000 millones de veces esta variedad de chips de medición genética.

Así lo explica José Antonio Plaza, coordinador del estudio y científico del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona:

“Los dispositivos que se emplean en la actualidad suelen medir unos cinco centímetros y eso obliga a destruir las células para analizar su interior. Sin embargo, al miniaturizar los chips es posible introducirlos en células vivas mediante una técnica de lipofección, que consiste en recubrir el dispositivo con una capa de lípidos que se fusiona con la membrana de la célula. De este modo, se pueden monitorizar los cambios que experimenta la célula a lo largo el tiempo sin necesidad de matarla”.

Teresa Suárez, otra de las autoras del estudio y científica del Centro de Investigaciones Biológicas de Madrid, destaca que estos dispositivos compuestos de dióxido de silicio han sido creados, entre otras técnicas de chips microelectrónicos, mediante estampación selectiva de biomoléculas, en el que la tinta empleada es una disolución de moléculas.

Gracias a esta investigación, es posible analizar las células de forma individual y sin necesidad de destruirlas. En palabras de Suárez: “Este tipo de análisis es de gran interés porque se ha descubierto que la heterogeneidad en una misma población celular es importante en muchos procesos fisiológicos y patológicos”.