NOTICIAS DIARIAS

Cirugía de simetrización en el cáncer de mama

Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

A los 7 días ya debería tenerse el resultado anatomopatológico y un consenso de todos los especialistas involucrados en el tratamiento: oncólogo, radioterapeuta, radiólogo, ginecólogo, médico nuclear y cirujano plástico. La mastectomía, total o parcial, se realizaría una vez confirmada la enfermedad.

En muchos hospitales se sigue la técnica de la linfadnectomía, pero en otros se realiza de forma rutinaria la biopsia del ganglio centinela, según aseguran desde el grupo hospitalario Quirónsalud. El hospital realiza este procedimiento en estrecha colaboración con la especialidad de Medicina Nuclear.

El primer lugar al que se traslada el sistema linfático del cáncer de mama es el ganglio centinela. Si se localiza y está afectado, es necesaria la linfadeectomía; pero si no está afectado, no se extirparían los ganglios axilares. Después de esta revisión, se procede a realizar una cirugía del tumor en colaboración con el Servicio de Ginecología, tal y como explicó el doctor Saiz de la Cuesta del hospital Quirón.

En este grupo hospitalario se usan técnicas oncoplásticas que cuiden la piel al máximo y remodelen la mama si la cirugía es conservadora. Si se quiere lograr una mayor simetría, se puede hacer una mamoplastia reductora en la que se extirpe el tumor. Mantener la homogeneidad de los colgajos cutáneos lo hacen con el objetivo de que la reconstrucción se haga con los mejores resultados.

La reconstrucción puede hacerse en el momento de realizar la mastectomía o dejarlo para una segunda fase tras la quimioterapia o radioterapia. El grupo Quirón prefiere la reconstrucción inmediata a la vez que se realiza la mastectomía, y la colocación de un expansor, es decir, la prótesis que se va llenado de suero salino hasta alcanzar un volumen. En consulta, se irá rellenando hasta alcanzar un volumen suficiente para una reconstrucción.

Al paciente, que se le mantendrá ingresado entre 24-48 horas, le colocan 1 o 2 drenajes que se mantiene entre 7 y 10 días. Luego, son dados de alta con una pauta de analgesia para que el postoperatorio se tolere bien, y se revisa a las 24-48 horas. El expansor se sustituye por la prótesis definitiva 2 meses después de haber terminado la expansión.

En aquellos pacientes sometidos a quimioterapia, es necesario que esta esté finalizada y haya pasado el tiempo suficiente para que los parámetros analíticos se hayan establecido. Si una vez concluido el estudio anatomopatológico la paciente ha necesitado radioterapia, se espera unos meses para hacer los recambios.

Cirugía de simetrización

Tras la reconstrucción mamaria, se hace necesario el retoque mamario contralateral, ya sea por aumento o reducción. Si la reconstrucción es inmediata, la simetrización se hace cuando se cambia el expansor por la prótesis definitiva. Por el contrario, la cirugía de simetrización pasa a una segunda intervención en las cirugías diferidas, según explican desde Quirón.

Para ellos, este tipo de reconstrucciones puede hacerse con implantes y expansores mamarios o con tejido de la propia paciente. Esta reconstrucción de tejido autólogo la hacen en aquellos pacientes que han sido radiados tras la mastectomía o los que tienen una mama contralateral de dimensiones desfavorables que impidan la simetría, aunque no hayan sido radiados.

La reconstrucción con tejido autólogo en lugar de prótesis es más compleja y prologada, pero aporta más estabilidad en el resultado sin necesidad de retoques. En el mencionando hospital utilizan el músculo dorsal ancho.