NOTICIAS DIARIAS

Cirugía mínimamente invasiva para gangrena de Fournier

Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

El estudio subraya la combinación de terapia de presión negativa y matriz dérmica permite llevar a cabo una cirugía mínimamente invasiva a través del manejo de la herida. Además, los expertos indican que con este método se lleva a cabo la reconstrucción con mayor seguridad y mínima morbilidad, mediante el cierre primario de las heridas y avance de colgajos locales.

Los científicos explican que los 3 pacientes a los que se les trató con cirugía mínimamente invasiva presentaron compromiso extenso de la región perineal y de las regiones adyacentes, incluidos los genitales externos y miembros inferiores. Todos fueron tratados con éxito mediante el abordaje descrito en el estudio, sin secuelas funcionales y manteniendo el contorno a la región. 

El estudio es un trabajo retrospectivo en el que se describe 3 casos de pacientes varones tratados por defectos complejos de tejidos blandos secundarios a gangrena de Fournier. Los pacientes fueron tratados mediante un protocolo de tratamiento de cirugía mínimamente invasiva que comprende:

  1. Etapa de control de la herida mediante desbridamientos agresivos y terapia de presión negativa.
  2. Etapa de contemporización que combina la utilización de matriz dérmica y terapia de presión negativa.
  3. Etapa de reconstrucción para dar cobertura final al defecto. 

La gangrena de Fournier es una fascitis necrotizante del perineo y genitales externos que presenta una morbi mortalidad elevada debido a su diagnóstico tardío y a las comorbilidades comúnmente asociadas en estos pacientes. Los médicos indican que hay terapias adyuvantes, como la presión negativa y los sustitutos dérmicos, que han mostrado eficacia en el tratamiento de pacientes con defectos complejos de tejidos blandos y forman parte del protocolo de tratamiento actual.