NOTICIAS DIARIAS

Cirugía reparadora aplicada a los accidentes de tráfico

Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Los expertos dicen que también aplican cirugía reparadora ante abrasiones y fracturas abiertas de las extremidades inferiores, algo común en accidentes de moto. Los médicos también indican que los traumatismos más atendidos en cirugía reparadora son las fracturas nasales y las del hueso malar, situado bajo la mejilla, así como las pérdidas de cuero cabelludo. En tales casos, los cirujanos plásticos proceden a lo que se denomina reducción y estabilización de la fractura, es decir, a la recolocación de los huesos afectados y, si es preciso, a la implantación de placas y tornillos.

Los médicos indican que la causa de estas lesiones se encuentra en la mala costumbre de muchos conductores de circular con el brazo izquierdo fuera de la ventanilla. Los aplastamientos suelen ocurrir por choques laterales, sea contra otro vehículo, una pared, un elemento de mobiliario urbano o cualquier otro objeto; las amputaciones se producen por avulsión, es decir, porque la mano o el brazo quedan enganchados con ese objeto mientras el coche propio sigue en movimiento.

Lesiones como estas suelen derivarse a unidades de referencia en reimplante de extremidades y en tratamiento de mano catastrófica, directamente vinculadas a la Cirugía Plástica. Su gravedad es tal que, en muchas ocasiones, resultan irrecuperables, tanto en lo que se refiere a la reconstrucción de las estructuras afectadas en los aplastamientos como al posible reimplante en las amputaciones. En este último caso, incluso si es posible la reimplantación, la mano o el brazo recuperados suelen acabar careciendo de funcionalidad.

Las víctimas más comunes son los motoristas. El riesgo de sufrirlas se incrementa en verano por ser la época del año en que se lleva ropa más ligera, como pantalones cortos o calzado con parte de los pies al aire; en consecuencia, más desprotegidas van las piernas y otras zonas del cuerpo.