NOTICIAS DIARIAS

Cirujanos plásticos denuncian la escasez de estos especialistas en Cataluña

Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

El informe asegura que en Cataluña hay 65 cirujanos plásticos, mientras que en otras comunidades el número de profesionales que cuentan con esta especialidad médica es muy superior. Según el documento, Castilla y León tiene 0,14 especialistas por cada 10.000 habitantes; Canarias con 0,16 y Navarra, 0,19. Además de fijarse en el número de profesionales, el informe también muestra que casi el 50% de los especialistas en Cataluña trabaja a tiempo parcial y el resto tiene un contrato de menos de 20 horas.

El estudio señala que solo el 40% de las Unidades de Patología Mamaria de Cataluña, que es la principal especialidad en cirugía plástica, tiene un especialista en la materia, lo que implica que las reconstrucciones tras un cáncer de mama las practique un cirujano general sin titulación de especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética. El documento presentado destaca también que los centros que tienen más especialistas en cirugía plástica son los que tienen más tiempo de espera, de hasta 3 años para una reconstrucción mamaria diferida, realizada un tiempo después de la extirpación de la mama.

Según los especialistas, esto sucede porque los hospitales tienen que asumir pacientes de centros comarcales que no disponen de estos especialistas, lo que implica que en función de donde viva el paciente y de cual sea su centro de referencia, tendrá un mayor o menor acceso a la Cirugía Plástica. En relación a la distribución de pacientes en centros hospitalarios en Cataluña, el informe detalla que Barcelona es la provincia que cuenta con una mayor dotación de cirujanos plásticos en la sanidad pública.

El documento también subraya que Gerona es la segunda ciudad con más especialistas, seguida por Tarragona y Lérida, que cuentan con 4 y 1 especialistas respectivamente con un contrato a tiempo parcial. La organización indica que esta situación se repite en los centros que tratan traumatismos o patologías dermatológicas, donde por el hecho de no disponer de un cirujano plástico, las intervenciones las asumen los profesionales de otras especialidades.