NOTICIAS DIARIAS

Cómo atender a paciente con sospecha de fiebre hemorrágica

Simulacro de traslado de paciente con sospecha de fiebre hemorrágica.
Uno de los momentos del simulacro. Consejería de Salud y Familias.
Última hora

Saber actuar ante la sospecha de fiebre hemorrágica es clave para evitar contagios. La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha coordinado un simulacro de traslado con el que se pretendía evaluar la coordinación entre las partes implicadas. Han participado el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, EPES 061, entre otras instituciones.

Tal y como explicó la Consejería, se simuló el traslado de un paciente con sospecha de fiebre hemorrágica procedente de un barco atracado en el puerto de Algeciras hasta la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel (UAAN) del Virgen del Rocío. En concreto, la unidad está situada en la sexta planta del Hospital General del complejo. Para llegar hasta allí, es necesario seguir un protocolo específico que busca evitar la transmisión de la enfermedad.

En ese sentido, el protocolo establece el uso de un ascensor y unos pasillos previstos de forma específica para el traslado por el interior del edificio. Asimismo, el protocolo fija que solo los profesionales voluntarios formados para el manejo de este tipo de pacientes pueden atenderlo durante el recorrido. Además, en el traslado tienen que usar equipos de protección personal para minimizar el riesgo de infección.

Trabajo de evaluación

En total, han participado en este simulacro de traslado de un paciente con sospecha de fiebre hemorrágica 61 profesionales sanitarios, 19 observadores y 2 unidades de emergencias. Se trata de la continuación de otro realizado el pasado 7 de mayo en Algeciras. En aquella ocasión, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social coordinó la actuación. Participaron la Consejería de Salud y Familias y EPES 061.

Con esta actuación, la citada dirección general pretendía poner a prueba los procedimientos y el uso del equipo. El objetivo final era desarrollar o mantener las habilidades prácticas en la realización de las misiones asignadas a cada una de las personas que intervienen en el proceso. También se buscaba identificar posibles puntos de mejora, ya que este es una de las tareas de este departamento.