NOTICIAS DIARIAS

CONFEMEL denuncia las agresiones del Gobierno de Nicaragua

Latinoamérica

La Confederación Médica Latino Iberoamericana (CONFEMEL) se ha pronunciado en relación al grave colapso que está viviendo el sistema de salud pública en Nicaragua. Los 22 firmantes se han declarado “conmovidos por los gravísimos atentados contra los derechos humanos perpetrados por el gobierno de Nicaragua contra su pueblo”. La condena se suma así a las quejas emitidas el pasado mes de junio por el doctor Yoshitake Yokokura, presidente de la Asociación Médica Mundial (AMM).

CONFEMEL se ha dirigido a los presidentes de gobierno y de los parlamentos de sus distintos países miembros, así como a organizaciones internacionales y sanitarias con el objetivo de forzar una respuesta inmediata de la Comunidad Internacional frente a los “crímenes” perpetrados por el gobierno nicaragüense. Entre los hechos que denuncia CONFEMEL  se encuentra la prohibición a los profesionales sanitarios de atender a los heridos y el maltrato, secuestro o asesinado de quienes deciden trasgredir la norma para cumplir con sus obligaciones deontológicas.

Esta “aterradora medida” se suma a otra serie de agresiones como el secuestro de civiles heridos dentro de instalaciones sanitarias y puestos improvisados de asistencia. “Todos los profesionales sanitarios en Nicaragua viven actualmente en un contexto de violencia”, lamenta CONFEMEL. “El ataque sistemático a la asistencia sanitaria en contextos de conflicto armado se ha convertido en un arma de guerra y, en este caso, en un arma política del gobierno de Nicaragua para liquidar al disidente”, reclaman; “es un procedimiento del Gobierno para ejercer una represión atroz contra su pueblo”.

En este contexto, CONFEMEL  ha querido reiterar que el problema no es la falta de un marco normativo internacional o la aprobación de nuevas resoluciones sino su incumplimiento. Los firmantes han reclamado a la Comunidad Internacional y los países que la conforman, su “obligación intervenir para denunciar la impunidad con la que están actuando grupos armados y la propia policía bajo las órdenes del Gobierno de Nicaragua y sus mandos intermedios”. Hasta el momento, “la tolerancia de cada uno de los 76 estados está siendo escandalosa”, lamentan. Por todo ello, y con el interés de “hacer respetar el derecho a la salud y el ejercicio de las profesiones sanitarias libre de violencia y coacciones”, CONFEMEL  ha exigido la adopción de medidas urgentes:

  1. El fin inmediato del terrorismo y los asesinatos de estado que realiza el Gobierno de Nicaragua.
  2. El fin de nuevos actos de violencia, represión, torturas y secuestro hacia el personal sanitario y el ejercicio de la medicina.
  3. El impulso de protocolos de actuación y marcos legales para posibilitar la asistencia sanitaria en zonas en conflicto armado.
  4. En caso de persistir la violencia, el cese de relaciones diplomáticas con Nicaragua y el gobierno “asesino y represor” presidido por Daniel Ortega.