NOTICIAS DIARIAS

Conjuntivitis alérgica: la lluvia dispara los casos en primavera

Alergología e Inmunología

Esta inflamación de la conjuntiva puede ser continuada en el tiempo en algunos casos, por ejemplo, en aquellas personas que tienen alergia a los ácaros, a productos cosméticos o a los conservantes de los colirios. También puede presentarse de forma ocasional ya que con las concentraciones de polen puede haber más población sensible al polen.

Como en la mayoría de las alergias, la forma de prevenir la conjuntivitis es evitando el contacto con el alérgeno. En el caso de la conjuntivitis crónica, la doctora Capote recomienda mantener una correcta higiene del hogar, colchones y ropa de cama sintéticos, así como evitar alfombras que tienen a tener más ácaros.

Cuando se trate de la conjuntivitis estacional, la especialista aconseja cerrar las ventanas en los días de viento, colocar filtros antipolen, no usar lentes de contacto cuando se produzcan los episodios de conjuntivitis y el lavado de manos frecuente. Respecto al tratamiento de la conjuntivitis, este suele iniciarse con medidas como lavados con suero fisiológico. Cuando no resulta efectivo, se indican colirios antiinflamatorios, antihistamínicos, corticoides o medicación oral.