NOTICIAS DIARIAS

Denuncian vulneraciones del derecho a la sanidad universal

Muro de barreras de sanidad universal.
Muro de barreras para acceder a la sanidad universal construido por las organizaciones sociales.
Última hora

Un año después de la aprobación del llamado decreto de sanidad universal (el Real Decreto-Ley 7/2018), la exclusión sanitaria sigue siendo una realidad. Es lo que denuncian las organizaciones sociales que se han reunido este miércoles frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para reclamar una nueva regulación que garantice el acceso al sistema sanitario en condiciones de igualdad para todas las personas que viven en España.

“Desde el mismo momento en que el Ministerio nos trasladó el primer borrador, alertamos de que el texto era excesivamente ambiguo”, afirma el manifiesto firmado por Amnistía Internacional, Yo SÍ Sanidad Universal y la Red de Denuncia y Resistencia al RDL 16/2012 (REDER), de la que forma parte Médicos del Mundo. “Nuestras advertencias cayeron en saco roto y el Gobierno optó por aprobar una legislación insuficiente”, continúa.

Según los datos de Médicos del Mundo, en el último año se han dado al menos 1358 casos de vulneración de la sanidad universal. Esos casos han afectado a menores de edad, embarazadas, solicitantes de asilo y personas reagrupadas. “Como resultado de estas exclusiones, no se han sido debidamente atendidas enfermedades tan graves como cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, VIH y salud mental grave”, apuntaba el portavoz de la organización, Pablo Iglesias.

La cara de la exclusión

En el acto en favor de la sanidad universal han participado varias personas afectadas por la exclusión sanitaria. Es el caso de Edson, que llegó a Galicia desde Brasil para hacer un doctorado junto a su mujer, también doctoranda. Uno de sus 2 hijos tiene síndrome de Leigh, una enfermedad mitocondrial que precisa de tratamiento constante. Sin embargo, la Consejería de Sanidad le denegó la tarjeta sanitaria.

Ivonne, por su parte, es una joven venezolana que ha solicitado asilo en España. También vive en Galicia. Pese a contar con la tarjeta roja que lo acredita, el centro de salud se negó a atenderla ante una urgencia. En el hospital, le prescribieron medicación sin reconocerla. Esas situaciones se han repetido en reiteradas ocasiones. “Me han atendido de una manera déspota y racista”, ha asegurado la afectada, que ya cuenta con tarjeta sanitaria, pero tiene miedo a ir al médico después del trato recibido.

Medidas inmediatas

Zolia es hondureña y vive en Madrid. Tiene pasaporte y sello de entrada, pero no puede empadronarse. Esa circunstancia ha servido de excusa para que le nieguen el acceso a la atención sanitaria durante meses. Magali tardó años en conseguirlo. Llegó a España en 2017 desde Venezuela a través de un proceso de reagrupación familiar. Después de un arduo proceso judicial, consiguió su tarjeta sanitaria, pero tiene miedo a perderla por la reciente sentencia del Tribunal Supremo que niega el derecho a sanidad a los inmigrantes reagrupados.

“No se trata de casos aislados, sino de una falla general del sistema que exige medidas inmediatas”, ha asegurado Iglesias. Junto al resto de organizaciones, la suya ha reclamado una nueva regulación “integral” que garantice de verdad la sanidad universal. El acto ha concluido con el derrumbe de un muro en el que un grafitero había plasmado las barreras a las que se enfrentan las personas para acceder a esa sanidad universal.

Anomalías, según el Gobierno

De acuerdo con el secretario general de Sanidad y Consumo, Faustino Blanco, unos 900 000 ciudadanos perdieron el derecho a la asistencia sanitaria como consecuencia del Real Derecho-Ley 16/2012. “Cualquier situación de injusticia nos preocupa, pero si antes eran 900 000 y ahora son 1300, la dimensión queda clara”, ha dicho el representante del ministerio, para quien los casos de exclusión son anomalías.

Asimismo, ha incidido en que no se excluye en ningún caso a embarazadas o menores de edad. “El sistema es muy diversos. Muchos centros de salud, hospitales… y puede haber alguna disfuncionalidad o un exceso de celo”, ha señalado el secretario general. De igual modo, ha apuntado a interpretaciones erróneas o falta de documentación como otras posibles causas de los casos de vulneración de la sanidad universal.

Respecto a la atención de los inmigrantes reagrupados, ha dicho que es necesario resolver caso a caso. Asimismo, ha animado a otros países a seguir el ejemplo español. “Tenemos que preguntarnos cómo es posible que haya países que no den cobertura sanitaria universal a sus ciudadanos. De hecho, es lo que se promovió desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra y lo que se habló en Osaka”, ha subrayado.