NOTICIAS DIARIAS

Laboratorio desarrolla componentes para acelerador de partículas

acelerador de partículas
El Instituto de Física Corpuscular (IFIC) ha puesto en marcha el Laboratorio de Radiofrecuencia de Alto Gradiente, una instalación única en España.
Ciencia y Tecnología

El Instituto de Física Corpuscular (IFIC) ha puesto en marcha el Laboratorio de Radiofrecuencia de Alto Gradiente, una instalación única en España. Permite desarrollar componentes básicos para un acelerador de partículas más compacto con diversas aplicaciones. De hecho, entre ellas, destaca un nuevo tipo de tratamiento contra el cáncer.

El laboratorio permitirá desarrollar uno de los componentes básicos de los aceleradores de partículas: las cavidades de radiofrecuencia. Allí se introducen campos electromagnéticos para acelerar las partículas que pasan por su interior. La investigación y el desarrollo permite utilizar campos hasta 4 veces más intensos, que permiten reducir el tamaño y el coste de los aceleradores. Por eso, es fundamental para sus aplicaciones médicas que utiliza partículas pesadas, reduciendo el daño en los tejidos sanos.

Las cavidades han de resistir estos intensos campos sin que se produzca el fenómeno breakdowm. Esto se pondrá a prueba en el laboratorio, capaz de llevar ondas que generan el rango de energías que requiere este tipo de tratamientos hasta 400 veces por segundo a la cavidad de radiofrecuencia. A juicio de Daniel Esperante, investigador del IFIC, permite reducir las pruebas de este tipo de cavidades en un tiempo muy significativo.

Instalación única

Por su parte, Benito Gimeno, catedrático de Física Aplicada y Electromagnetismo de la Universidad de Valencia, reconoce: “Estamos ante una instalación de investigación única en España”. En este sentido, incide en que el sistema de control y adquisición de la señal que se envía a las cavidades ha sido desarrollado en el IFIC para averiguar con precisión de nanosegundos dónde se producen los fallos.

Asimismo, las guías de onda que llevan la señal están en condiciones de ultra alto vacío, tanto como la atmósfera lunar. Asimismo, los moduladores que alimentan los dispositivos que generan la señal están fabricados por una empresa española con tecnología en estado sólido, produciendo pulsos electrónicos muy intensos y cortos.

No obstante, para Juan José Hernández, director del IFIC, el laboratorio supone dar un paso muy importante en su interés por las tecnologías asociadas al acelerador de partículas. Además, permite reforzar su compromiso con la transferencia y el retorno de los resultados de la investigación a la sociedad.

Finalmente, Juan Fuster, vicedirector del IFIC para Innovación, reconoce que la instalación es el resultado de la colaboración entre muchas instituciones. En este sentido, el laboratorio se contado con la cofinanciación de la Universidad de Valencia y la Unión Europea a través del programa FEDER. Además, otras fuentes de financiación de personal y apoyo técnico proceden del CSIC, el programa Marie Sklodowska-Curie y la Agencia Valenciana de Innovación. Por último, ha recibido apoyo del programa Centro de Excelencia Severo Ochoa del Instituto de Física Corpuscular.