NOTICIAS DIARIAS

Desarrollan una técnica para diferenciar la infección vírica de la bacteriana

Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaMicrobiología y Parasitología

La investigación, realizada en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago y el Imperial College de Londres, identificó 2 genes que se activan solo cuando un niño sufre una infección bacteriana, lo que permite distinguirla rápidamente de una infección viral. 

Actualmente, cuando un niño tiene fiebre, el diagnóstico se realiza tomando una muestra de sangre para observar si las bacterias crecen en la muestra. Sin embargo, este proceso puede tardar más de 48 horas. En los casos en los que se produce una infección bacteriana este tiempo es vital, pues su proliferación puede desencadenar en procesos mortales como meningitis, septicemia y neumonía.

Los científicos analizaron a 240 niños con una edad media de 19 meses, que habían llegado al hospital con fiebre (en España, Reino Unido, Holanda y Estados Unidos). Una vez que los niños fueron diagnosticados con infección viral o bacteriana, se estudiaron los genes que habían sido activados en los glóbulos blancos mediante técnicas de detección de ARN.

El método de microarrays de ARN tiene la capacidad de medir cambios en 48.000 genes usando una pequeña gota de sangre. Así, el equipo encontró 2 genes que se activaban en las infecciones bacterianas: IFI44L y FAM89A. La identificación de estos genes (IFI44L y FAM89A) predijo una infección bacteriana con una exactitud de entre el 95 y el 100%.

Generalizar la medición de estos 2 genes permitirá identificar rápidamente una infección bacteriana y diferenciarla de una infección vírica. De esta manera, se realizará un tratamiento temprano que evite el desarrollo de enfermedades mortales, especialmente en niños, como la meningitis, la sepsis o la neumonía.