Carmen Ayuso

Carmen Ayuso, jefa del Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz es la última invitada a los Desayunos Informativos de MedsBla. Esta profesional está dedicada a la Medicina Genómica desde sus inicios, aunque todavía no exista como especialidad. Además, tiene un especial interés en la bioética enfocada hacia la edición genética y el conocimiento de las diferentes patologías que se pueden detectar a través de los genes.

Con respecto a la bioética enfocada a elegir el sexo del futuro hijo, la doctora comenta que los medios existen ahora y existían de otro modo en el pasado. “Desde hace décadas se ha hecho el diagnóstico prenatal, aunque el objetivo es otro: conocer la salud del feto. Las familias podrían saber si iban a tener un hijo o una hija y tomar decisiones en base a ello”. Ayuso afirma que actualmente hay pruebas no invasivas donde se detecta el sexo del bebé a través del ADN de la madre y antes de la semana 11. “Teniendo en cuenta que en España se puede abortar sin aducir un motivo hasta la semana 12, aunque no sabemos que esto esté ocurriendo, teóricamente se podría elegir el sexo del bebé”, concluye.

“Hay una moratoria en torno a esto porque, si hago un cambio en un embrión, ese cambio permanece en las siguientes generaciones. A largo plazo no sabemos lo que va a ocurrir”, asegura Ayuso.

Otro debate está en torno a la edición genética de embriones. La doctora afirma que existen diferentes posiciones, pero básicamente los científicos están del lado de tener más información a través de una mayor investigación. El motivo de esto es porque editar el genoma de un embrión puede traer unas consecuencias para su descendencia que todavía no se conocen.

Carmen Ayuso, defensora de los valores

“A veces la gente cree que la ética es una losa que tenemos encima y que no nos permite avanzar. Yo creo que los valores siempre nos permiten avanzar en la dirección correcta, pero que es algo que siempre se cuestiona”, afirma Carmen Ayuso.

“Hay que hacer las cosas teniendo en cuenta los valores. No son una regulación absurda”. Para Carmen Ayuso los valores siempre deben de ir de la mano de la ciencia. Creer que están en contra es una equivocación. Según ella, cuando se busca un objetivo científico es necesario que otra persona o personas analicen el planteamiento y su modo de realizarlo para llegar a una reflexión más valiosa. Aun así, advierte de que esa reflexión puede estar manchada de sesgos ideológicos.