Julio Mayol

Julio Mayol es profesor titular de Cirugía en la Universidad Complutense de Madrid  y director del Hospital Clínico San Carlos. Desde 2010, dirige la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos. Asimismo, es vocal del Centro de Estudios Quirúrgicos del Departamento de Cirugía de la Universidad Complutense de Madrid.

Además, nuestro protagonista es patrono de la Fundación para la Investigación Biomédica San Carlos, donde ejerce las funciones de vicepresidente. Este facultativo se ha trasladado hasta las instalaciones de Medlab Media Group, para participar en los Desayunos Informativos de Medsbla. Durante su visita, el médico ha recordado que un buen profesional debe ser “amable, estar disponible y tener buenos resultados”.

Aptitudes de un buen cirujano

Para el reputado facultativo, lo que no está bien definido es “qué capacidades definen a un buen cirujano”. El invitado a lo desayunos ha asegurado que “ni los buenos hemos conseguido sistematizarlo». Julio Mayol se ha preguntado si “ser bueno jugando a una maquinita u operando a un paciente, hace que sobreviva más”. En este sentido, el profesor ha reseñado que se está viviendo un momento “cada vez más multifactorial”, porque la cirugía está derivando hacia el trabajo en equipo.

Asimismo, Julio Mayol ha incidido en que a los cirujanos que no sangraban se los consideraba “buenos profesionales”. Por eso, ha recordado que parece intuitivo que el buen cirujano es el que “tiene pacientes que se complican menos, sobreviven más y están más contentos con el resultado. No los que técnicamente tienen intervenciones más difíciles”. A partir de ahora, con sistemas de registro o cirugía laparoscópica, “empezamos a poder capturar esa información y podremos intentar entender cómo se relacionan las habilidades técnicas con los resultados en los pacientes”.

Intervenciones complicadas

La intervención quirúrgica más complicada es la duodenopancreatectomía cefálica, porque es “quitar la cabeza del duodeno y del páncreas”. El cirujano ha ensalzado el papel del profesional en este tipo de intervenciones, puesto que ha asegurado que hay estructuras sensibles que son “de alto riesgo”. A su juicio, ese momento de la operación es importante porque “ahí no hay nadie que te ayude”, ya que “o sabes salir del problema, o no sabes salir de problema”.

Por otro lado, este médico ha destacado que más allá de esa operación, las cirugías más complejas son las urgencias y las reintervenciones. Julio Mayol ha incidido en que volver a intervenir es otra de la dificultades de la profesión. “Tuvimos una cirugía en la que no pudimos hacer nada por un paciente que había desarrollado peritonitis plástica, como consecuencia de cirugías previas con complicaciones y una enfermedad de Crohn”.

Sistema sanitario español

Asegura que lo que mejor funciona es la relación existente entre el sistema de atención primaria y el de hospitales. “Pese a todos los defectos que tiene, perfecciona la continuidad asistencial de los pacientes”. El cirujano ha informado de que “nuestro sistema ofrece unos resultados razonables a unos costes razonables”. Además,  para Julio Mayol el sistema sanitario español permite que “no te arruines si te pones enfermo”. Si bien ha incidido en que “los profesionales españoles tiene nunos sueldos más bajos que en otros países”.

Finalmente, el cirujano ha recordado que la desventaja con respecto a los sistemas sanitarios  extranjeros es que “sobrediagnosticamos a gente que no lo necesita e infratratamos a quien de verdad sí lo precisa”. Recuerda que los que no lo necesitan pero «lo vociferan mucho» reciben sobredosis de tratamiento. Por el contrario, los que más lo necesitan, como no se expresan, no reciben atención suficiente”.