NOTICIAS DIARIAS

Detectan una función pulmonar baja en el 10% de los jóvenes

Neumología. Cirugía Torácica

Un 10% de los adultos jóvenes podría tener una función pulmonar baja debido a un desarrollo pulmonar insuficiente, lo que incrementaría las probabilidades de contraer enfermedades respiratorias, cardiovasculares o metabólicas crónicas y de mortalidad prematura. Esa es la principal conclusión a la que ha llegado un equipo de investigación del Hospital Clínic de Barcelona y del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) en un estudio publicado en Lancet Respiratory Medicine.

Los científicos analizaron a miles de pacientes que fueron sometidos a una espirometría. Así, observaron que el 10% de los participantes de entre 25 y 40 años tenía una función pulmonar baja y una mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Asimismo, comprobaron que las comorbilidades aparecían 10 años antes en dichos sujetos que en las personas con una función pulmonar normal y que la tasa de mortalidad era también superior en los pacientes con una función pulmonar baja. 

“Que haya un desarrollo anormal de los pulmones en los primeros años de vida, puede indicar que otros órganos del cuerpo tampoco se hayan desarrollado correctamente”, explica Àlvar Agustí, director del Instituto Clínico Respiratorio del Hospital Clínic de Barcelona, jefe del equipo de Inflamación y Reparación de las Enfermedades Respiratorias del IDIBAPS y miembro del Centro de Investigación en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES).

Por otra parte, los científicos observaron que los hijos de los sujetos que tenían una función pulmonar baja tendían a tener una función pulmonar similar a la de sus padres en comparación con la descendencia de sujetos sanos. “Aplicar esta técnica en una edad temprana ayudaría a implementar medidas preventivas, a hacer un seguimiento cuidadoso en este grupo y proporcionar medidas terapéuticas tan pronto como se requirieran”, matiza Agustí

“Los resultados de este estudio pueden tener implicaciones a nivel clínico y de Salud Pública, ya que muestran que una prueba barata, sencilla y reproducible, como es la espirometría, que tiene el potencial de identificar a un grupo de personas con un alto riesgo de tener comorbilidades de forma precoz”, concluye el director del Instituto Clínico Respiratorio del Clínic de Barcelona.