NOTICIAS DIARIAS

Día Mundial de la Voz: “El carraspeo es una amenaza para nuestras cuerdas vocales”

Otorrinolaringología

“El principal síntoma de los problemas de voz es la disfonía”, resume la doctora Ana Machado, de la Unidad de Voz del Servicio de Otorrinolaringología. “Esta puede ser el signo de una alteración laríngea, o bien la primera manifestación de una enfermedad grave local o sistémica, por lo que hay que averiguar la causa o causas de dicha alteración”, recomienda.

Desde el momento en que se acude a consulta, el otorrinolaringólogo “considerará que hay un trastorno cuando existan cambios en el timbre, tono, intensidad o flexibilidad de la voz que la hagan diferente de las voces de las demás personas del mismo sexo, edad y grupo cultural”, explica Machado. El siguiente paso es la rehabilitación.

“El principal objetivo es encontrar una postura correcta para la fonación que, además, se coordine con la respiración”, sentencia la foniatra del Hospital Quirónsalud San José, Judith Wuhl. La rehabilitación “facilita la relajación tanto global como segmentaria, entrena el órgano vocal y mejora el estilo de vida y los hábitos de voz”, añade.

“Las disfonías funcionales, en las que no existe lesión en las cuerdas, habitualmente pueden ser resueltas mediante rehabilitación logopédica”, afirma Wuhl; sin embargo, “cuando existe lesión orgánica es necesario operar”. No obstante, matiza la foniatra, es estos casos de intervención quirúrgica, la rehabilitación sigue siento útil “para cambiar conductas nocivas y así evitar la recidiva de las mismas”.

Nódulos vocales, el diagnóstico más frecuente

Según datos facilitados por Quirónsalud, los nódulos vocales son, con un 24%, el diagnóstico más frecuente entre pacientes adultos, seguidos por las lesiones vasculares, los quistes subepiteliales o los edemas de Reinke (14%) y los pólipos (11%). En un segundo plano quedan las cicatrices y el sulcus vocalis.

Cantantes, actores o locutores forman el llamado grupo de profesionales de la voz, los más susceptibles a padecer este tipo de patologías. Sin embargo, con motivo del Día Mundial de la Voz, los expertos en otorrinolaringología reivindican el riesgo de otros colectivos, como profesores o vendedores, “profesionales cuya actividad también se vehiculiza a través de la voz”, justifican.

A un tercer grupo corresponderían, por ejemplo, médicos y funcionarios, cuya actividad profesional no está directamente vinculada al uso de la voz pero, en cierta medida, también la fuerzan. Para todos ellos, se han redactado una serie de pautas de higiene vocal que incluyen la prescripción de descanso durante, al menos, 5 minutos.

“Un profesional de la voz debería saber que la laringe es un órgano sexual secundario y que todo cambio o alteración hormonal pueden influir en su rendimiento vocal”, advierten en relación al uso de anticonceptivos, posibles embarazos o ciclos menstruales.

El mentol y los antihistamínicos resecan la mucosa

Los caramelos de menta, mentol o eucalipto, así como los antihistamínicos u otros medicamentos, contribuyen a resecar las mucosas orofaríngea y laríngea, respectivamente, por lo que un especialista podría llegar a limitar su uso, tal como sucede con el consumo de bebidas demasiado frías o muy calientes. En este caso, la mejor opción sería beber líquidos a una temperatura adecuada de forma frecuente y distribuida a lo largo del día.

En las conversaciones “es recomendable no interrumpir, respetar los turnos y hablar con frases cortas sin agotar el aire, realizando pausas para respirar y moderando el volumen”, explican. Si el paciente siente que está perdiendo parte del mensaje, “siempre es mejor que se acerque al interlocutor, hable despacio y vocalice exageradamente, en lugar de elevar el volumen”.

Por eso mismo, señalan, “es preferible no hablar durante los desplazamientos en medios de transporte”. De la misma manera, para no forzar la musculatura del cuello, la mejor opción es evitar la voz susurrada. “Cuando el paciente sienta dolor de garganta o afonía, lo mejor es vocalizar de forma exagerada, manejando el aire de la boca”, ejemplifican.

Dormir un mínimo de 7 horas, no fumar, realizar lavados nasales, al menos, 2 veces al día o establecer una adecuada ventilación y grado de humedad en la vivienda, son algunos de los consejos que los especialistas de Quirónsalud pretenden promocionar en el Día Mundial de la Voz.