NOTICIAS DIARIAS

Diagnóstico microbiológico del VPH: informe de recomendaciones

Microbiología y Parasitología

La SEIMC ha querido elaborar una serie de recomendaciones llevadas a cabo por 4 científicos españoles. El objetivo de este equipo de investigación es actualizar los cuadros clínicos más habituales causados por el VPH, informar a los especialistas sobre el mejor método de diagnóstico y estudiar la utilidad de ciertas pruebas en el cribado del cáncer (de útero y anal).

Las recomendaciones, coordinadas por María Luisa Mateos del Hospital Universitario Ramón y Cajal, empiezan con la recogida y conservación de las muestras y el análisis de las técnicas comerciales actuales. Luego, el informe hace indicaciones sobre el cribado e incorpora un documento para detectar ácidos nucleicos del VPH.

Entre los especialistas que han participado en la elaboración de este informe de recomendaciones están: la profesora de Microbiología de la CEU-UCH, Teresa Pérez Gracia; Emilia Cercenado, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón; y Rafael Cantón, del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

“El VPH es un virus ADN que origina la infección de transmisión sexual más frecuente en todo el mundo. En la mayoría de los casos, la infección es asintomática, transitoria y puede pasar desapercibida; pero en otros, las manifestaciones clínicas comprenden desde simples verrugas y otros procesos benignos, hasta el desarrollo de tumores anogenitales tan severos como el cáncer de cuello de útero o el cáncer anal”, declaró Teresa Pérez Gracia.

Para que este tipo de cáncer se desarrolle es imprescindible que persista el ADN del virus del papiloma humano en la célula infectada, según comentó la doctora Pérez. De hecho, insistió en que la mayor parte de las pruebas diagnósticas de hoy en día se basan en esto para que los médicos elijan la más adecuada.

El cáncer de cuello de útero causado por el VPH es el tercer tipo de tumor más habitual en todo el mundo. En España, mueren 2 mujeres cada día por esta enfermedad, unas cifras alarmantes si se tiene en cuenta que es prevenible en cualquier país desarrollado. Para el año 2020 se prevé detectar 2.710 casos nuevos que supondrían más de 900 muertes, concluyó Pérez.