NOTICIAS DIARIAS

Diagnóstico precoz del párkinson mediante un PET

GeriatríaRadiodiagnóstico. Medicina Nuclear

Según informa la agencia EFE, el estudio ha confirmado que el PET permite observar la inflamación y la falta de dopamina en la sustancia negra en pacientes con trastornos del sueño en fase REM sin síntomas de la patología degenerativa, de manera que es posible un diagnóstico precoz del párkinson. Los resultados se han publicado en la revista The Lancet Neurology.

El neurólogo Álex Iranzo, de la Unidad de Trastornos del Sueño del Hospital Clínic, y el investigador Eduard Tolosa, del Clínic-Idibaps y del Centro de Investigación Biomédica en red de Enfermedades Neurodegenerativas (Ciberned), han coordinado esta investigación sobre diagnóstico precoz del párkinson.

De acuerdo con el segundo, la acumulación de proteína alfa-sinucleina que caracteriza el párkinson hace que las neuronas no produzcan dopamina y se generen los típicos síntomas de esta enfermedad, como los temblores, la lentitud de movimiento o los trastornos del sueño en fase REM. Estos pueden derivar en párkinson, según estudios publicados por los investigadores.

Dianas terapéuticas

“La inflamación juega también un papel importante en la aparición de la enfermedad de Parkinson”, apunta Tolosa, quien recuerda que una de las prioridades es identificar de manera precoz qué pacientes desarrollarán patologías neurodegenerativas y “encontrar dianas terapéuticas que permitan establecer nuevas estrategias para frenar su progresión en las fases tempranas”.

Para este estudio se ha seleccionado a 40 personas, 20 de las cuales con trastorno del sueño en fase REM y el resto de control. A través de un PET se les inyectó un marcador de las células gliales; en los pacientes con trastorno del sueño, se observó la misma inflamación característica de la glía que se da en pacientes diagnosticados de párkinson. Es la primera vez que se observa esa inflamación en fases previas de la enfermedad.

“Ahora llevaremos a cabo nuevos estudios de seguimiento para determinar si una mayor inflamación provoca una aparición más rápida de Parkinson. También determinaremos si tratamientos dirigidos contra la inflamación permiten evitar la aparición de Parkinson en estos pacientes con trastorno de conducta del sueño REM”, concluye Iranzo.