NOTICIAS DIARIAS

Dientes de tiburón, una anomalía que afecta a 1 de cada 10 niños

Pediatría. Cirugía Pediátrica

Los médicos explican que un diente permanente es capaz de disolver la raíz de un diente de leche para expulsarlo. Sin embargo, en la anomalía de los dientes de tiburón, en este proceso, los niños presentan 2 filas de piezas dentales cuando los dientes de leche se resisten a caerse y los permanentes erupcionan en el espacio que encuentran libre. Muchos padres se alarman ante la espectacularidad de esta situación que, sin embargo, resulta relativamente común y no reviste gravedad, aunque sí requiere que se visite al dentista para que evalúe el estado de la salud dental del pequeño y el mejor tratamiento en cada caso.

Los médicos recomiendan a los padres no forzar nunca los dientes de leche cuando estos convivan con los permanentes, ya que lo más probable es que las piezas temporales caigan de manera natural. La visita al dentista es imprescindible, ya que decidirá si deben aplicarse tratamientos como la extracción de algún diente de leche para crear más espacio para las piezas permanentes. Otra opción es reducir el ancho de la pieza temporal. En todo caso, lo normal es que el nuevo diente se ubique en su posición adecuada en unas pocas semanas o meses.

Los expertos comentan que el niño puede ayudar en este proceso si empuja con la lengua los dientes hacia delante. El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda que los niños acudan al dentista lo antes posible, incluso cuando son bebés y aún no tienen ninguna pieza dental, para que se familiaricen con el odontólogo y no se generen situaciones de dentofobia posteriores.