NOTICIAS DIARIAS

El cáncer de cabeza y cuello aumenta entre los puertorriqueños

Oncología Médica. Oncología RadioterápicaOtorrinolaringología

El cáncer de cabeza y cuello en varones puertorriqueños está relacionado con el virus del papiloma humano y cada vez preocupa más a los especialistas de este país centroamericano. La agencia EFE recoge en un comunicado que este tipo de tumores va en aumento y se prevé que siga incrementándose durante el año 2020, según los datos facilitados por el Registro Central de Cáncer de Puerto Rico.

Laureano Giráldez, otorrinolaringólogo de Puerto Rico, ha informado que entre 2006 y 2010, ambos tumores constituían entre los hombres de este país el 7.º tipo de cáncer de mayor incidencia, pero a partir de 2011 se ha posicionado entre los 4 primeros. En este sentido, el especialista ha explicado que la tendencia se ha debido al uso excesivo de tabaco y alcohol, pero en los años más recientes la causa principal ha sido por los tumores relacionados con el VPH.

La infección con el VPH está asociada con el virus de cáncer cervical, cáncer de vagina, vulva, ano, pene y orofaringe. Asimismo, Laureano Giráldez ha señalado que “es alarmante todo lo que están pasando”, al tiempo que ha recordado que es necesario que las personas se vacunen, pues “las vacunas son las que protegen de los virus que causan la enfermedad”.  

Asimismo, el especialista Laureano Giráldez ha asegurado que es el único otorrinolaringólogo en el Caribe que utiliza una máquina robot para operar el cáncer de cabeza y cuello. Además, ha detallado que el primer síntoma de este tipo de cáncer en el cuello es que el varón tenga una masa en dicha parte del cuerpo.

Por otro lado, el facultativo ha recomendado a los enfermos que se traten de este tipo de carcinomas en Puerto Rico, ya que a su juicio, para ofrecerle al paciente, “tenemos las mismas herramientas de tratamiento que en Estados Unidos” pero a un precio menor. Para Giráldez, los beneficios que tiene el robot quirúrgico son muchos, debido a que al día siguiente de la operación, el paciente puede comer, a diferencia de la cirugía tradicional en donde la ingesta de alimentos se demora varios días.