NOTICIAS DIARIAS

El cáncer imita a la placenta para burlar al sistema inmune

Alergología e InmunologíaAnatomía PatológicaGinecología y Obstetricia

Según ha informado el hospital, el trabajo se ha centrado en el estudio de 6 tejidos biológicos distintos de una misma paciente, una mujer embarazada que desarrolló un cáncer de mama al final de su gestación. En concreto, se realizó un estudio genómico de placenta, tejido mamario tumoral, tejido mamario normal, ganglio normal, ganglio metastásico y decidua.

En principio, la idea era identificar qué genes de la regulación inmunológica estaban presentes en la placenta de la paciente para permitir esta tolerancia inmunológica materno-fetal. A través del estudio, se comprobó que varias decenas de genes, además de estar en la placenta, estaban sobreexpresados o infraexpresados en los tejidos tumorales, imitando a las células de la placenta.

Además, los científicos descubrieron “otra lista relativamente larga de genes inmunorreguladores que las células cancerosas logran silenciar de forma análoga a la placenta para evitar el rechazo”, tal y como explica el oncólogo Miquel H. Bronchud, del Instituto Oncológico Equipo Dr. Bellmunt, que ha coordinado un equipo formado por oncólogos, ginecólogos y patólogos, incluida la experta en inmunología placentaria Ana Claudia Zenclussen, de Alemania.

“Todos en nuestra vida acumulamos mutaciones potencialmente carcinógenas en nuestro cuerpo ­-dice el investigador-, pero no todos desarrollamos un cáncer porque nuestro sistema inmunológico quizá consiga detectar y eliminar a tiempo las células malignas o premalignas”. Algunas, sin embargo, se escapan, porque “han aprendido a utilizar los viejos trucos de la placenta para eludir el control inmunológico”.

De acuerdo con el oncólogo, las conclusiones del trabajo son extrapolables a todos los pacientes. “Todas las células de los mamíferos tienen en teoría programas genéticos de control inmunológico asociados al potencial de tolerancia materno-fetal de la placenta, y tanto los hombres como las mujeres comparten cromosomas, incluyendo el cromosoma sexual X”, añade el responsable del estudio, cuyos resultados tienen que confirmarse con otras investigaciones.

El caso

Hace 14 años, una paciente que realizaba el seguimiento de su embarazo en el centro Salud de la Mujer Dexeus desarrolló un cáncer de mama justo en la semana 39 de su embarazo, lo que motivó que pusiera fin de inmediato a la gestación. La paciente, además, tenía una placenta accreta, lo que no dejó otra alternativa que realizar una histerectomía. Se le realizó una mastectomía y un vaciamiento ganglionar.

A día de hoy, tanto ella como su hijo están en perfectas condiciones; su caso ha podido ser objeto de estudio gracias al patólogo que analizó las muestras (el actual jefe de servicio de Anatomía Patológica y Citología y responsable de I+D del servicio de Ginecología de Salud de la Mujer Dexeus, Francesc Tresserra), que se encargó también de preservarlas.

“Llevaba tiempo tratando de confirmar esta hipótesis”, señala Bronchud, quien ha necesitado “la confluencia de la tecnología necesaria y encontrar el caso perfecto para dar respuesta a lo que aventuro que será un antes y un después en el conocimiento de los mecanismos de escape inmunológico del cáncer”. “Hace falta sumar estudios genómicos de muchos pacientes para poder ir pasando filtros a los hallazgos genómicos hasta encontrar aquellos genes que realmente son claves en el desarrollo de estos mecanismos, para poder interceptarlos y bloquearlos”, concluye.