NOTICIAS DIARIAS

El consumo excesivo de alcohol puede acarrear un trastorno depresivo silencioso

Medicina Preventiva y Salud Pública

El especialista también ha explicado que el 40% de los pacientes que ingresan en IVANE con un problema de alcoholismo padecen además un trastorno afectivo, y que, de ese 40%, cerca de la mitad cumplen criterios clínicos de padecer un trastorno depresivo relacionado con su problema adictivo del alcohol. En relación a estos datos, el artículo puntualiza que “la coexistencia de un trastorno afectivo, en todas las tonalidades e intensidades posibles, junto con un trastorno por consumo de alcohol es más frecuente de los que a priori se puede pensar".

La presencia de la depresión por alcohol en una persona que solicita ayuda de profesionales aparece entre el 20% y el 40% de las consultas médicas de petición de ingreso en los centros de desintoxicación. El director de IVANE ha indicado que “ante cualquier abuso de alcohol o problema de alcoholismo, es necesario realizar un despistaje orgánico y psíquico de otros malestares, especialmente los estados afectivos, la depresión y el trastorno bipolar, ya que la comorbilidad del alcoholismo y la depresión es extensa”.

La sensación de soledad, una ruptura sentimental, el fallecimiento de un familiar o el estrés laboral son algunos de los factores que pueden precipitar la aparición de un cuadro depresivo. También puede aparecer tras un cambio vital potencialmente deseado y positivo para la persona como un embarazo, un ascenso profesional o una jubilación tras meses de estrés. Aunque también hay factores cotidianos y no saludables que pueden desencadenar en esta enfermedad como son el consumo del alcohol, la falta de sueño, o el aislamiento social.