NOTICIAS DIARIAS

El diagnóstico precoz de la sepsis, un reto para el intensivista

Análisis Clínicos. Bioquímica ClínicaAnestesiología y Reanimación

El diagnóstico precoz de la sepsis es uno de los retos a los que se enfrenta el médico intensivista y para el cual las nuevas herramientas diagnósticas como los biomarcadores y las técnicas de diagnóstico microbiológico rápido podrían ser la respuesta. Así se ha puesto de manifiesto durante el LIII Congreso Nacional de la SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias).

Los casos de éxito en la sepsis se relacionan con la rapidez con la que se instaura el tratamiento, recuerda la SEMICYUC en una nota de prensa. De ahí que el diagnóstico precoz de la sepsis sea tan importante. La implantación del Código Sepsis en los hospitales ha permitido dar una respuesta temprana y multidisciplinar a esta enfermedad, mejorando la supervivencia.

Reconocer con rapidez los síntomas y aplicar un tratamiento adecuado en las primeras horas pueden reducir la mortalidad de forma significativa. Según muestran varios estudios, los pacientes tratados de forma adecuada la primera hora sobreviven en un 80% de los casos. A partir de las 12 primeras horas, la mortalidad aumenta hasta el 15-20%.

Una resolución publicada recientemente por la OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce la sepsis como una prioridad sanitaria global. Dicho documento, explica la SEMICYUC, hace un llamamiento a los estados miembro para que se pongan en marcha medidas para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la sepsis de forma urgente.

El diagnóstico precoz de la sepsis ha sido uno de los temas de debate durante este congreso en el que se han puesto en común los últimos avances desde el punto de vista de los biomarcadores como de las técnicas de diagnóstico microbiológico rápido. La SEMICYUC asegura que la identificación rápida del paciente con sepsis mediante los biomarcadores permite iniciar muy precozmente la administración de antibióticos. Por su parte, las técnicas microbiológicas de diagnóstico rápido, basadas en biología molecular, permiten identificar de forma temprana el microorganismo que causa la sepsis y optimizar el tratamiento antibiótico en pocas horas.