NOTICIAS DIARIAS

El embarazo condiciona los resultados de la abdominoplastia

Los cambios musculares que tienen lugar durante el embarazo pueden condicionar los resultados de la abdominoplastia.
Los cambios musculares que tienen lugar durante el embarazo pueden condicionar los resultados de la abdominoplastia.
Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Los cambios musculares que tienen lugar durante el embarazo pueden condicionar los resultados de la abdominoplastia. Así lo confirma un estudio de investigadores de Northwestern Feinberg School of Medicine (Estados Unidos), según ha informado la American Society of Plastic Surgeons (ASPS). Se ha publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, la revista de dicha organización.

De acuerdo con los autores, el ensanchamiento de la línea alba es una consecuencia reconocida del embarazo. Sin embargo, los cambios de los músculos del recto abdominal son menos conocidos, por lo que suelen estar infratratados. El trabajo buscaba determinar la influencia de esos cambios en la insatisfacción de las pacientes tras una abdominoplastia; uno de los 5 procedimientos estéticos más comunes.

En el marco del estudio, los científicos analizaron hallazgos de tomografías computarizadas abdominales realizadas a 60 mujeres de entre 18 y 45 años. Se dividió a las participantes en 4 grupos, en función de si no habían tenido embarazos o habían tenido uno, 2 o 3 embarazos o más. Las mediciones mostraron un ensanchamiento de la línea alba tras la gestación de entre 1,14 y 2,29 cm de media. Asimismo, el parto se asoció con un ensanchamiento de los músculos rectos.

Cómo afecta a la abdominoplastia

En el caso de los músculos rectos, el ancho muscular medio aumentó de 6 a 6,6 cm tras un embarazo y a 7 cm después de 2. De acuerdo con los investigadores, esos cambios pueden ser relevantes para los resultados de la abdominoplastia. Sobre todo, en mujeres con separación de los músculos abdominales o diástasis del recto. Esta afección puede causar protuberancia y debilidad abdominal, lo cual dificulta la recuperación de la fuerza muscular central.

“La reconstrucción de la pared abdominal es importante no solo por estética; también para la restauración de la presión central”, aseguran los autores.

Este estudio es el primero que documenta cambios en el músculo recto después de 2 o más embarazos. Los hallazgos podrían explicar por qué algunas mujeres han mantenido la laxitud de la pared abdominal y la incapacidad de fortalecer la zona pese a someterse a un procedimiento. Del mismo modo, podría explicar la insatisfacción con los resultados de la abdominoplastia. Como alternativa, los investigadores plantean un enfoque que sigue los principios de la reparación de hernias.

“Aunque esta técnica puede estar indicada para una minoría de pacientes, la evaluación del ancho muscular intraoperatoria con estrechamiento del músculo recto puede evitar la insatisfacción del paciente y los procedimientos de revisión”, señalan los investigadores. En 2018 se realizaron más de 130 000 abdominoplastias en Estados Unidos, según las estadísticas de la ASPS.