NOTICIAS DIARIAS

El estilo de vida con dolor crónico aumenta la mortalidad

Reumatología

Gary J. Macfarlane, autor principal del trabajo, y su equipo estudiaron los datos de una cohorte de 7.130 británicos aquejados de dolor generalizado con una duración de más de 3 meses y 281.718 voluntarios sanos. Todos ellos, reclutados entre 2006 y 2010, tenían una media de 58 años y estaban formados por ambos sexos, si bien el grupo de dolor crónico tenía un 50% de mujeres y el grupo de control un 36,3%.

Además, señalan los autores, el grupo de pacientes tenía mayores tasas de exceso de peso en comparación con sus homólogos sanos (del 80,4 versus el 63,5% de sus individuos) y mayor probabilidad de consumir tabaco en el momento de estudio (18,6 contra 9,3%). A mediados del año 2015, los autores pudieron acceder a los datos sobre las defunciones de estos pacientes.

De esta manera, Macfarlane y su equipo concluyeron que los participantes con dolor crónico tenían más del doble de riesgo de morir durante el periodo de seguimiento que sus compañeros sin dolor crónico. Los pacientes con más probabilidades de contraer cáncer y enfermedades cardiovasculares o respiratorias, aquellos con dolor crónico, solían fumar, exceder su peso normal, caminar poco.

Por este motivo, los factores del estilo de vida deberían ser objetivos de intervención básicos a la hora de tratar a pacientes con dolor crónico generalizado, defienden. Por ejemplo, educar a los pacientes de fibromialgia en la práctica de actividad física podría reducir su mortalidad alrededor del 35%.