NOTICIAS DIARIAS

El paciente reumático necesita cuidados especiales en verano

Reumatología

“Algo que puede parecer trivial, como los viajes o escapadas durante las vacaciones de verano, puede no serlo para los pacientes reumáticos que padecen enfermedades crónicas como las y autoinmunes sistémicas”, advierte la sociedad, que ahora ofrece estos consejos como parte de la campaña "Ponle Nombre al Reuma".

  1. Cuidar la alimentación con alto contenido en ácido úrico, asociada a brotes de gota.
  2. Llevar un informe actualizado y traducido que incluya el diagnóstico y los tratamientos crónicos.
  3. Mantener las medicaciones subcutáneas a una temperatura adecuada de no más de 25 grados.
  4. Aumentar la protección con cremas solares, gorras o sombrillas para evitar brotes de lupus o dermatomitosis. 
  5. Consultar con el reumatólogo antes de una eventual vacunación; en especial los pacientes tratados con inmunosupresores.
  6. Huir de la exposición directa y prolongada al sol para evitar las consecuencias de la fotosensibilidad que provocan algunos fármacos.
  7. Para prevenir imprevistos, llevar algo más de la cantidad suficiente de medicación y guardarla en el equipaje de mano, no en la maleta facturada.
  8. Evitar aires acondicionados, usar gafas de sol o aumentar la administración de gotas oculares para prevenir la sequedad en pacientes con síndrome de Sjögren.
  9. Realizar paradas, ejercicios y descansos para evitar trombosis en los pacientes con síndrome antifosfolípido. Consultar con el reumatólogo el posible uso de heparina.
  10. Informar directamente a los responsables de los campamentos de las condiciones de un niño reumático: limitación de actividades, horarios de la medicación o cuidados especiales.