NOTICIAS DIARIAS

El Ramón y Cajal se forma en el uso de braquiterapia

Radiodiagnóstico. Medicina NuclearUrología

El uso de la braquiterapia en el tratamiento del cáncer de próstata es el objetivo que se ha fijado el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid que será asesorado en esta materia por el Hospital La Ribera de la Comunidad Valenciana. Según señala el hospital valenciano en una nota de prensa, el centro ha tratado con esta técnica a 238 pacientes desde 2015.

Los Servicios de Radioterapia y de Radiofísica del Hospital La Ribera han asesorado, durante las últimas semanas al hospital madrileño sobre el uso de la braquiterapia. La formación se realizó en el Hospital de la Ribera hasta donde se desplazaron 2 especialistas en Radioterapia y un radiofísico para asistir a una sesión de braquiterapia de alta tasa de dosis.

El Hospital de La Ribera ofreció, además, asesoramiento presencial en el primer tratamiento con esta técnica que ha realizado el Hospital Ramón y Cajal, informa el centro hospitalario. El uso de la braquiterapia de alta tasa de dosis ofrece resultados equiparables a los de la cirugía, pero con más ventajas, destaca la nota de prensa.

238 pacientes atendidos desde mayo de 2015

Entre los beneficios que aporta el uso de la braquiterapia, el Hospital La Ribera señala la corta duración del tratamiento (cerca de 30 minutos); y que es ambulatorio, es decir, el paciente puede volver a su casa el mismo día en que se realiza el procedimiento. El uso de la braquiterapia en La Ribera se inició en mayo de 2015 y desde entonces se han atendido 238 pacientes con cáncer de próstata.

El uso de la braquiterapia requiere de anestesia general o raquianestesia, según el caso, explica el hospital. Mediante una ecografía de alta resolución, se le colocan unos tubos flexibles dentro de la próstata a través del perineo. Ya en el quirófano, se calculan las dosis de radiación que debe recibir el paciente y se procede a aplicársela.

Una vez finalizado el procedimiento, añade el centro, se retiran los tubos al paciente y se le mantiene en observación durante una hora, aproximadamente. El uso de la braquiterapia no es exclusivo del cáncer de próstata. La Ribera emplea esta técnica en otros tumores como los de cabeza y cuello, bronquio, mama, recto, útero y cérvix, piel y sarcomas profundos.