NOTICIAS DIARIAS

El trasplante de cara puede mejorar el habla

El trasplante de cara es poco común.
El trasplante de cara puede mejorar el habla.
Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

El trasplante de cara puede mejorar el habla en personas que han sufrido un trauma facial severo. Así lo confirma un estudio de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos). Se trata de uno de los pocos trabajos que documenta la producción del habla tras el trasplante de cara. Los resultados se han publicado en Journal of Speech, Language and Hearing Research.

Según ha informado la universidad, el trasplante de cara implica el reemplazo total o parcial de los músculos, los nervios y las estructuras faciales, así como de la cabeza y el cuello. Hasta ahora, se han realizado solo 41 procedimientos de este tipo en el mundo. Este estudio aborda cómo afecta dicha cirugía a la producción del habla en personas con traumas faciales severos.

“Nuestros hallazgos proporcionan una ventana al complejo proceso de recuperación después de una reconstrucción facial importante”, señala la autora principal del estudio, María I. Grigos.

De acuerdo con la investigadora, los resultados sirven además para entender cómo el trasplante facial puede mejorar el habla. “Entre los muchos patrones notables observados, encontramos que el paciente mostraba un control más flexible del movimiento facial al adaptarse a las estructuras trasplantadas”, explica.

Efectos del trasplante de cara

Dentro del estudio, se compararon los datos de un paciente con los de 4 hombres sin trauma facial severo. El caso de estudio era el de un varón con quemaduras de tercer y cuarto grado y pérdida de tejido blando. Fue sometido a un trasplante facial. Pero antes, se analizaron los movimientos de sus labios y mandíbula, así como la inteligibilidad de su habla. El análisis se repitió tras el trasplante de cara.

Se encontraron cambios notables en el control del movimiento facial, por ejemplo. Esos cambios reflejan la multitud de procesos involucrados en la reintegración del control muscular y el aprendizaje. “Tal adaptabilidad es un indicador positivo de que el tratamiento para mejorar la producción del habla puede ser efectivo después de la cirugía de trasplante facial”, apunta la investigadora.