NOTICIAS DIARIAS

La enfermedad mental no predispone a cometer un delito

La enfermedad mental no predispone a cometer delitos.
La enfermedad mental no predispone a cometer un delito, según la SEPD.
Psiquiatría

La enfermedad mental no predispone a cometer un delito. De hecho, existe un porcentaje minoritario de delitos condicionados por una sintomatología psicótica activa, asegura la SEPD. La SEPD (Sociedad Española de Patología Dual) subraya que padecer un trastorno mental no condiciona que se cometa un delito. Sin embargo, la SEPD destaca que la prevalencia de la enfermedad mental grave es alta entre la población penitenciaria.

La incidencia es entre 5 y 10 veces más frecuente en esta población, según la SEPD. Diversos estudios, indica, constatan la alta prevalencia de trastornos mentales en la población que ingresa en prisión. Además, cerca del 80% de la población reclusa ha estado en contacto con sustancias a lo largo de su vida.

El diagnóstico de la patología dual (enfermedad mental y adicción) oscila entre el 12-15%, asegura la SEPD. Carlos González Navajas, miembro de la SEPD, asegura que la enfermedad mental más común en los reclusos es el trastorno afectivo adaptativo. Le siguen el trastorno de personalidad y los trastornos psicóticos.

Delitos contra la propiedad y las personas

En cuanto a los delitos que comete la población reclusa, este especialista afirma que, en parte, están condicionados por la adicción. Un número importante de internos tiene un perfil sociodemográfico procedente de grupos de marginación social. Los delitos más frecuentes entre esta población suelen ser contra la propiedad, las personas o la salud pública.

Este psiquiatra subraya que la patología mental no es un factor que predisponga a cometer un delito. No obstante, añade, la adicción a una sustancia se puede considerar como un factor facilitador en personas vulnerables. A juicio de González Navajas es necesario promover una concienciación y una estructuración de protocolos que identifique a estos pacientes. El hecho de sufrir una adicción además de una enfermedad mental aumenta la probabilidad de cometer un delito, asegura.