NOTICIAS DIARIAS

Enfermedades respiratorias: emergencias áreas más comunes

Medicina AeroespacialNeumología. Cirugía Torácica

Las enfermedades respiratorias son la causa más frecuente en las emergencias aéreas, según un estudio publicado en Pulmonology Advisor. Estas patologías representan cerca de un 12% de las emergencias que se producen en un vuelo y la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) es una de las más frecuentes.

El incremento de la esperanza de vida hace que cada vez vivamos más años y aumenta la probabilidad de que suframos una emergencia aérea, destacan los autores del estudio. Por este motivo, es necesario que los profesionales de la salud y los pacientes sepan cómo actuar ante este tipo de situaciones.

Según el informe European Respiratory Review, los riesgos a los que se enfrenta un paciente de EPOC durante un vuelo incluyen:

  1. Mayor riesgo de hipoxemia.
  2. Hiperventilación inducida por la hipoxemia.
  3. Aumento pronunciado en la presión arterial pulmonar.
  4. Aumento de la activación simpática debido a la hipoxemia aguda.
  5. Problemas relacionados con la expansión de gases durante el despegue.

Una de las emergencias aéreas relacionadas con las enfermedades respiratorias es la hipoxemia. Tal y como destaca el estudio, suele afectar a las personas que tienen una reserva cardiopulmonar limitada. Un estudio retrospectivo en 391 pacientes con EPOC mostró síntomas relacionados con la hipoxemia durante los viajes aéreos en una cuarta parte de los participantes, en comparación con el 9% en los controles no relacionados con la EPOC.

Los pacientes con EPOC tienen más probabilidades de padecer hiperventilación, dolor en el pecho, palpitaciones, mareo y hormigueo en las extremidades, asegura la investigación. Estos síntomas pueden aumentar con cualquier actividad física (por ejemplo, al caminar hacia el baño durante el vuelo). La baja humedad y el aumento de la ventilación debido a la hipoxemia durante el vuelo pueden provocar problemas respiratorios.

Los autores de este trabajo recomiendan a los pacientes de EPOC y otras patologías respiratorias realizarse un examen físico antes de planificar el vuelo. Esto puede contribuir a reducir las emergencias aéreas. En el caso de los pacientes con disnea por esfuerzo se recomienda una evaluación adicional, indica el estudio.