NOTICIAS DIARIAS

Entidades de salud piden expresamente Madrid Central

Contaminación Madrid
Madrid Central recibe el apoyo de entidades médicas internacionales.
Última hora

La Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública (WFPHA) y la Asociación Europea de Salud Pública (EUPHA) solicitan al nuevo alcalde de Madrid que mantenga el protocolo de contaminación. Frente a la intención del nuevo ejecutivo madrileño de suprimir el anterior modelo contra la contaminación de Manuela Carmena, entidades internacionales muestran su apoyo a Madrid Central.

A través de 2 cartas a las que ha tenido acceso EFE, facilitadas por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), estas entidades se han dirigido al alcalde. En las misivas, aseguran que la reducción de la contaminación atmosférica fomenta que las ciudades sean más seguras, saludables y sostenibles. Por ello, instan a Martínez Almeida a rectificar en su actitud de suprimir Madrid Central.

Además, estas entidades se han remitido a un aviso anterior de la Comisión Europea que podría comprometer al Ayuntamiento de Madrid a una multa. El motivo es que, en las últimas décadas, los esfuerzos por disminuir el tráfico en la capital “han sido más bien tímidos”. Para ellos, carece de sentido perder una de las pocas medidas que habían sido eficaces en la reducción de gases contaminantes.

Unanimidad con Madrid Central

A pesar de que desde MedsBla encontramos discrepancias en torno a este protocolo de contaminación, la mayoría de las entidades se muestran a favor. La WFPHA ha recordado que la contaminación aumenta las muertes por problemas cardiorrespiratorios, como la bronquitis o el asma. Además de que existe un riesgo mayor de nacimientos prematuros que alteran el desarrollo neurológico de los niños.

Por su parte, la EUPHA ha resaltado que solo las medidas “consistentes y a largo plazo” para reducir el tráfico mejorarán la calidad del aire. Por ello, insisten en que Almeida debería defender Madrid Central y unirse al proceso de cambio de otras ciudades europeas para proteger la salud de sus ciudadanos y el futuro del planeta.