El ministro de Salud y Protección Social de Colombia, Alejandro Gaviria, ha desmentido las acusaciones del mandatario venezolano, Nicolás Maduro. Durante un acto institucional celebrado el pasado martes 14 en Caracas, Maduro se dirigió al presidente colombiano Juan Manuel Santos para decirle: “Trágate tus medicinas, no importa, ya se las estamos comprando a la India. Trágate tus medicinas, tu droga y tu cocaína. Hay que ser bien malvado para hacer eso”.

Gaviria ha utilizado Twitter para aclarar que Colombia nunca ha negado la venta de medicamentos a Venezuela, ni tiene injerencia alguna en la relación entre la industria farmacéutica y el gobierno del país vecino. El ministro colombiano ha aprovechado la ocasión para reiterar el compromiso de cooperación en los temas de interés en salud pública. Este mensaje fue retuiteado poco después por la cuenta oficial del presidente Santos.

Posteriormente, el ministerio emitió un comunicado en el que recordaba que “la adquisición de los tratamientos contra la malaria en Colombia se hace a través de compras internacionales con la Organización Panamericana de la Salud”. Las fuentes oficiales señalaron también que “durante 2017, el gobierno colombiano incrementó el abastecimiento de medicamentos contra la malaria en la zona de frontera con Venezuela a fin de atender a los inmigrantes que lo requiriesen”.

Más tarde, durante una visita oficial a Londres, el presidente Santos calificó a Venezuela de “pesadilla para el gobierno colombiano”. Las palabras del presidente colombiano recogidas por la agencia EFE sugieren que, si se produce una implosión en el país vecino, “no es que fuésemos a recibir 500.000 personas, que es lo que ya hemos recibido, serían millones y eso sería un problema tremendo para el proceso de paz y para Colombia en general”. Frente a estas palabras, Maduro ha advertido a Santos que se prepare. “Ojalá puedas vivir 100 años porque la revolución bolivariana va a seguir mandando y será la pesadilla de la oligarquía de Colombia”, ha dicho en un acto público.