NOTICIAS DIARIAS

España continúa eliminando el sarampión y rubeola

La Organización Mundial de la Salud (OMS) verifica que España continua un año más en estado de eliminación del sarampión y la rubeola.
El estado de eliminación de la rubeola en España se alcanzó por primera vez en el año 2015 y, en el caso del sarampión, en 2016.
Microbiología y Parasitología

La Organización Mundial de la Salud (OMS) verifica que España continúa un año más en estado de eliminación del sarampión y la rubeola. Esto quiere decir que se trata de un país libre de transmisión endémica de estos virus.

El estado de eliminación de la rubeola en España se alcanzó por primera vez en el año 2015 y, en el caso del sarampión, en 2016. Durante el 2019, entre los meses de enero y julio, han confirmado 233 casos de sarampión en España. Estos casos son importados o secundarios a  estos. Sin embargo, de rubeola no se ha detectado ningún caso.

En este sentido, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha agradecido la coordinación y la alta implicación de los profesionales sanitarios. Además, ha expresado: “Entre todos hemos conseguido mantener este importante logro”.  Por otra parte, ha destacado las altas coberturas de vacunación alcanzadas en España. Esto es posible gracias al calendario común de vacunación que la población española sigue a lo largo de toda su vida.

Otros organismos que han contribuido a mantener este logro son el Sistema de Vigilancia Epidemiológica en la detección temprana de casos y respuesta rápida. El trabajo de todos el personal sanitario también ha sido imprescindible. Por último, la existencia de una estrategia específica para actuar frente a estas enfermedades, el plan de eliminación del sarampión y la rubeola.

Sarampión y rubeola

Estas son enfermedades se producen durante la primera fase de la vida, en la infancia, y son altamente contagiosas. En algunas circunstancias, pueden causar la muerte o importantes complicaciones, especialmente en jóvenes y adultos. Por otra parte, la rubeola resulta particularmente grave en mujeres embarazadas, ya que puede producir ciertas malformaciones congénitas graves.

La OMS verifica el estado de eliminación del sarampión y rubeola mediante una serie de requisitos. Estas medidas son que el país cuente con un sistema de vigilancia de alta calidad y que durante 3 años no haya habido transmisión endémica.