NOTICIAS DIARIAS

Alimentos con huevo: precaución para evitar la salmonelosis

evitar la salmonelosis
La Comunidad de Madrid recuerda que en verano hay que extremar la precaución para evitar la salmonelosis.
Medicina Preventiva y Salud Pública

La Comunidad de Madrid recuerda que en verano hay que extremar la precaución para evitar la salmonelosis. Y es que la administración regional recuerda que las altas temperaturas favorecen la gestación de la bacteria salmonella, asociada fundamentalmente con alimentos preparados con huevos, como tortillas o mayonesas. De hecho, desde el comienzo de 2019, en la Comunidad de Madrid ha registrado 14 brotes por salmonela con 59 personas afectadas. Los hechos han ocurrido tanto en domicilios particulares (28 enfermos) como establecimientos de restauración (31 enfermos), según los datos del Servicio de Epidemiología.

En este sentido, Sanidad insiste en que hay que conservar los huevos en el frigorífico. También aconsejan mantener hábitos correctos en el manipulado de los alimentos como evitar cascar el huevo en el borde del plato que se va a utilizar para batirlo y no servir la tortilla en el mismo plato que se ha empleado en su elaboración. Asimismo, con respecto a las salsas y mayonesas, recomiendan elaborarlas con huevo pasteurizado o industrial. En caso de utilizar huevo crudo prepararla poco antes de su consumo, conservarla en el frigorífico y no guardar las sobras.

Por otro lado, abogan por no suministrar salsas caseras hachas con huevos crudos a personas vulnerables, entre ellas mujeres embarazadas, personas mayores, niños muy pequeños o personas con problemas de inmunidad. En definitiva, muchas de estas infecciones se pueden evitar con medidas higiénicas adecuadas.

Inspecciones en establecimientos

La Dirección General de Salud Pública realiza cada verano más de 4000 inspecciones y auditorías de higiene y seguridad alimentaria. Su finalidad es prevenir la salmonelosis y otras enfermedades transmitidas por los alimentos.  Para ello, los inspectores de Salud Pública comprueban las condiciones de manipulación y exposición de los productos en distintos establecimientos de la región.

Finalmente, los especialistas informan de que la salmonelosis es una infección producida por la bacteria salmonella. Los síntomas son fiebre, diarrea y dolor abdominal que aparecen entre 6 y 72 horas tras el consumo. El malestar dura de entre 4 y 7 días y las personas se recuperan sin tratamiento. No obstante, en algunos casos la infección puede pasar del intestino a través de la circulación sanguínea a cualquier parte del cuerpo, convirtiéndose en una afección grave que requiere en algunos casos ingreso hospitalario y que, en situaciones extremas, puede llegar a provocar la muerte.