NOTICIAS DIARIAS

La fotoprotección integral, medida más saludable en verano

Fotoprotección integral para evitar efectos de la exposición solar.
Vithas Fátima recomienda la fotoprotección integral para evitar los efectos nocivos del sol en verano.
Dermatología y Venereología

La fotoprotección integral es clave para evitar los efectos nocivos de la exposición solar. Según señala el Servicio de Dermatología del Hospital Vithas Fátima esta es la medida más saludable de cara al verano. La fotoprotección integral incluye el uso de cremas solares y de prendas de vestir adecuadas, vitaminas y una dieta rica en antioxidantes. De esta forma se evitan los efectos adversos también desde el interior del cuerpo, indica el centro.

Cristina de Daniel Rodríguez, dermatóloga en Vithas, afirma: “Uno de cada 3 cánceres detectados en el mundo son de piel”. Sin embargo, diagnosticado a tiempo, este tipo de tumores tienen un buen diagnóstico, según la especialista. La radiación solar sobre la piel favorece su aparición y el fotoenvejecimiento. Por eso son importantes unos buenos hábitos de fotoprotección, recuerda Vithas Fátima.

En este sentido, la dermatóloga recuerda los beneficios de llevar una dieta rica en antioxidantes. De esta forma, explica, se repone la cantidad perdida y se previene el daño oxidativo. De hecho, existen antioxidantes exógenos que poseen propiedades antiinflamatorias. Estos están presentes sobre todo en plantas y previenen el daño oxidativo. Entre ellos está el polypodium leucotomos, el té verde o los carotenoides con efecto antioxidante indirecto.

La dermatóloga recuerda que los fotoprotectores orales o sistémicos se deben usar de forma complementaria a los fotoprotectores tópicos. “Nunca como sustitutivo de estos”, añade. La fotoprotección integral, explica la dermatóloga, hace referencia a una protección física, tópica y oral.

Protección física, tópica y oral

En este aspecto, se incluye el uso de ropa adecuada, utilizando complementos como gorras y gafas de sol. Es esencial, según Vithas, que las prendas permitan la transpiración natural. Tal y como explica la dermatóloga, los colores oscuros absorben el calor, mientras que los cálidos lo repelen.

Dentro de la protección tópica se incluye toda la gama de cremas con filtros de protección. La dermatóloga destaca que el uso de fotoprotectores en los 20 primeros años reduce un 85% el riesgo de padecer cáncer de piel. Existen 2 tipos de cremas: los fotoprotectores físicos y los químicos, indica Vithas.

Por último, la fotoprotección oral consiste en el uso de antioxidantes como complemento a la fotoprotección tópica. Permite una mayor protección frente a las radiaciones ultravioletas, concluye Vithas Fátima.