NOTICIAS DIARIAS

La fuerza muscular y el riesgo cardiovascular a análisis

Fuerza muscular en edad pediátrica
En la imagen, investigadores de la UAM que analiza la relación entre fuerza muscular y riesgo cardiovascular.
Cardiología. Cirugía CardiovascularMedicina del DeportePediatría. Cirugía Pediátrica

La fuerza muscular y el riesgo cardiovascular se analizan en la edad pediátrica gracias a un estudio reciente. En la investigación, publicada en Pediatric Exercise Science, participaron la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Cádiz y el CSIC. Los investigadores han estudiado el impacto del deporte y sedentarismo para vincularlo a la salud de los pequeños.

El estudio, que supuso la observación de 500 niños durante 2 años, se ha considerado el más relevante sobre entrenamientos de fuerza en edad pediátrica. En los niños analizados, se localizaron umbrales mínimos de fuerza muscular relacionados con el incremento del riesgo cardiovascular.

“Para valorar su fuerza muscular se usaron 2 test sencillos: el salto de longitud con 2 piernas y la fuerza de la mano. Los datos revelaron una asociación entre la fuerza y el riesgo cardiovascular prematuro. Estos mostraron que existen umbrales mínimos de fuerza a partir de los cuáles el riesgo cardiovascular se incrementa de forma ostensible”, declaró el coautor Oscar Veiga, investigador del Departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad Humana de la UAM.

Debilidad muscular

Avery Faigenbaum, profesor del New Jersey College, se centró en la dinapenia pediátrica. Esto es un fenómeno referido a la baja fuerza muscular y potencia con consecuencias en la limitación funcional. Esta limitación, sin embargo, no está producida por un déficit neurológico o enfermedades neuromusculares. Para el profesor es importante haber descubierto los umbrales de fuerza muscular relacionados con el riesgo cardiovascular aumentado en la infancia. Además, es positivo que muestren la relación entre ambos conceptos sin tener en cuenta la condición física. Tradicionalmente, esta condición sí se vinculaba a la salud cardiovascular.

“Los pediatras deberían utilizar los test de fuerza para el cribado de la debilidad infantil con otras valoraciones de salud en edad pediátrica”, señala Faigenbaum.

El profesor Avery Faigenbaum apuntó que los resultados indicaban la necesidad de identificar a los niños más débiles en cuanto antes. El objetivo del estudio no era otro que promover el desarrollo de  unos niveles de fuerza adecuados. También señaló que la debilidad muscular en la edad pediátrica debía considerarse un biomarcador de salud y tratarse igual que otros factores de riesgo clásicos. Entre estos factores de riesgo, se encuentran enfermedades como la obesidad y la dislipidemia.