NOTICIAS DIARIAS

Garantizar la seguridad en la teledermatología, un reto

Dermatología y Venereología

La seguridad en la teledermatología continúa siendo uno de los retos más importantes. Sistemas que garanticen que las fotografías que se realizan no caen en manos extrañas son necesarios, según ha puesto de manifiesto el GEDEI (Grupo de e-Dermatología e Imagen) en una nota de prensa.

El GEDEI reconoce que los centros con teledermatología han crecido mucho en pocos años. La teledermatología, señala, está experimentando un auge importante en España. Sin embargo, el avance no está siendo tan rápido para garantizar la seguridad en la teledermatología. En una reunión celebrada el pasado día 11 por el GEDEI, se ha puesto de manifiesto la necesidad de que las aplicaciones usadas para la teledermatología sean seguras.

En este encuentro se ha puesto de relieve la importancia de la seguridad en la teledermatología y se ha planteado el Big Data como una de las herramientas que impulsará la Dermatología, y la Medicina en general, en los próximos años. Guillermo Romero, coordinador del GEDEI, ha reconocido que la fotografía es una parte más de su trabajo, pero “necesitamos sistemas para asegurar que la imagen no caiga en manos extrañas si el móvil se pierde”.

Según ha explicado, existen algunas aplicaciones que no archivan las imágenes captadas en el móvil, sino que las encriptan. El manejo de miles de datos y su comparativa, ha añadido este especialista, ayudarán a realizar triaje de pacientes y a dar orientación en los diagnósticos. De hecho, señala el GEDEI, hay estudios que muestran que las máquinas están superando a los médicos en ciertos aspectos.

Los dermatólogos consideran que estos avances no deben dar miedo puesto que, con toda seguridad, la inteligencia artificial no será un sustituto del dermatólogo, sino que se convertirá en una gran ayuda en la consulta. El uso de la teledermatología se ha disparado pasando de 20 a 70 centros entre 2009 y 2014 en España.

Si se garantiza la seguridad en la teledermatología esta herramienta puede mejorar significativamente la interacción entre la Atención Primaria y la especializada. El dermatólogo Fernando Alfageme explica que este sistema de trabajo permite una mayor accesibilidad al tratamiento especializado dermatológico. Además, reduce desplazamientos de pacientes a urgencias, porque reciben un diagnóstico precoz.

La teledermatología ha transformado el servicio clásico y permite que los dermatólogos trabajen al mismo tiempo con los médicos de Atención Primaria. De esta forma pueden hacer diagnósticos sin que el paciente se mueva del centro de salud. En muchos casos se ahorra la visita del paciente al hospital y, en otros casos, se dirige al paciente directamente a una consulta monográfica, por tanto, se evitan redundancias y traslados innecesarios, concluye la GEDEI.