NOTICIAS DIARIAS

Hallan una proteína clave en la leucemia infantil

Hematología y HemoterapiaOncología Médica. Oncología RadioterápicaPediatría. Cirugía Pediátrica

El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha identificado una proteína clave en la leucemia infantil: la histona deacetilasa. Según recoge la agencia EFE, el laboratorio de leucemia de este centro, liderado por Mireia Camós, ha logrado avanzar en la comprensión y el tratamiento de las leucemias MLL (Mixed Lineage Leukemia), un tipo muy agresivo de leucemia, sobre todo en niños lactantes.

La histona deacetilasa podría ayudar a combatir este tipo de leucemias. La investigación propone atacar farmacológicamente a esta proteína para luchar contra esta patología, indica EFE. Los resultados del estudio, publicado en la revista British Journal of Hematology, han sido financiados por la Fundación CRIS Contra el Cáncer.

Esta proteína clave en la leucemia infantil controla qué capítulos del ADN se leen y cuáles no. Este proceso, señala el estudio, influye en las funciones que desempeña la célula y en su supervivencia y crecimiento. Los niveles muy altos de esta proteína alteran la lectura del ADN, lo cual se relaciona con el desarrollo de diferentes enfermedades entre las que se encuentran las leucemias infantiles.

Investigaciones previas han demostrado que los compuestos que atacan a esta proteína esencial en la leucemia pueden ser una terapia efectiva. En la actualidad, añade EFE, se están desarrollando fármacos inhibidores contra ellas. No obstante, Mireia Camós ha reconocido como necesidad urgente reconocer exactamente cuándo van a ser útiles estos fármacos y en qué enfermedades.

Su equipo ha tratado de identificar qué histona deacetilasa está detrás de las leucemias infantiles. Tras analizar 211 muestras de pacientes infantiles con diferentes tipos de leucemia, han logrado detectar qué histonas deacetilasas aparecen en mayores cantidades en cada una de ellas. Asimismo, han identificado que los niveles de algunas de estas proteínas están relacionados con un peor pronóstico.

El hecho de poder identificar esta proteína clave en la leucemia infantil permitiría a los médicos hacer un pronóstico más preciso de los niños que sufren este cáncer. “Sabiendo esto”, concluye la investigadora, “será más sencillo determinar qué fármacos son más adecuados para cada tipo de leucemia, y, por tanto, diseñar mejores estrategias terapéuticas”.