NOTICIAS DIARIAS

Inmunoglobulina precirugía en miastenia gravis: ¿necesaria?

Especialistas en miastenia gravis del Vall d'Hebron.
Doctores: Josep Gámez, Míriam de Nadal, Laura Romero y María Deu. VHIR.
Anestesiología y ReanimaciónNeumología. Cirugía TorácicaNeurología. Neurocirugía

La inmunoglobulina intravenosa no es necesaria en pacientes con miastenia gravis antes de una operación siempre que la patología esté controlada. Así lo determina un estudio liderado por el Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR). Participan también los servicios de cirugía torácica y anestesiología del hospital catalán. Los resultados se han publicado en la revista Therapeutic Advances in Neurological Disorders.

En un comunicado, el Vall d’Hebron explica que la miastenia gravis es una patología neuromuscular autoinmune. Se caracteriza por un defecto en la transmisión de los impulsos nerviosos a los músculos. Como consecuencia, las personas que la padecen sufren fatigabilidad muscular que afecta a:

  1. Brazos.
  2. Piernas.
  3. Ojos.
  4. Deglución.
  5. Habla.
  6. Respiración.

Además, el 15-20% de las personas con miastenia gravis puede sufrir una crisis miasténica, una complicación potencialmente mortal, a lo largo de su vida. Infecciones respiratorias, sepsis, embarazo y procedimientos quirúrgicos son algunos de los factores de riesgo para la aparición de dicha complicación. El problema es que cirugía forma parte del tratamiento. En concreto, la timectomía o extirpación del timo.

Cuándo usar inmunoglobulina

Para prevenir la crisis miasténica en pacientes sometidos a cirugía con anestesia general (incluida la timectomía) puede ser necesario administrar inmunoglobulina intravenosa preoperatoria. Con el fin de determinar cuándo existe la necesidad, los investigadores diseñaron un ensayo unicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado de 4 años de duración. Participaron 47 pacientes con 58,6 años de media. 25 recibieron inmunoglobulina y 22 placebo. En cada grupo, una decena de pacientes tenían historial de crisis miasténica.

“En pacientes con una puntuación de miastenia gravis cuantitativa inferior a 8 y capacidad vital preoperatoria (capacidad vital forzada) superior al 70%, no se debe esperar una crisis miasténica, por tanto, no habría que administrar inmunoglobulina intravenosa preoperatoria”, ha señalado Josep Gámez, líder del estudio.

Según el jefe del grupo de investigación del Sistema Nervioso Periférico del VHIR, tampoco es necesaria la inmunoglobulina en pacientes con buen estado funcional preoperatorio a los que intervenga un equipo multidisciplinar con experiencia en pacientes con esta patología. Por ejemplo, el Vall d’Hebron cuenta con una unidad pionera para la atención de personas con miastenia gravis. Participan especialistas en Neurología, Cirugía Torácica y Anestesiología, así como personal de Enfermería.