NOTICIAS DIARIAS

Internet, principal vía de distribución de sustancias psicoactivas

El consumo de sustancias psicoactivas y la practica del Chemsex se ha incrementado
El 4% de los jóvenes de entre 14 y 18 años han probado alguna vez una NPS
Medicina Preventiva y Salud PúblicaPsiquiatría

Los expertos reconocen el uso de Internet como principal vía de distribución de sustancias psicoactivas. Se ha celebrado el III Congreso Mundial de la World Association on Dual Disorder y el VI Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual. Durante ambas conferencias los profesionales han compartido estudios sobre el consumo de sustancias psicoactivas o la práctica del Chemsex.

Helen Dolengevich Segal, doctora del Programa de Patología Dual del Hospital Universitario del Henares, asegura que su consumo ha aumentado. La doctora ha expresado: “En los últimos años se ha visto incrementado el consumo de nuevos opioides y catinonas sintéticas, también conocidas como ‘sales de baño’, por vía parenteral en consumidores de alto riesgo y vulnerabilidad a trastornos mentales”.

Los expertos han reconocido que el uso de Internet es la principal vía de distribución de sustancias. Por lo tanto, el incremento de su utilización ha producido un estado de alerta sobre nuevos opioides. Esto se debe a su alta potencia y las muertes que se producen por sobredosis.

La patología dual afecta a aquellas personas que padecen una adición y un trastorno mental al mismo tiempo. Por lo tanto, según ha explicado Dolengevich Segal: “Las personas con patología dual son más vulnerables a presentar tanto una adicción como un abuso de cualquier sustancia, no solo de las NPS (nuevas sustancias psicoactivas)”.

Además, ha añadido: “Las NPS pueden tener potencial de abuso, y solo algunas como: los opioides, catinonas o cannabinoides sintéticos, tienen mayor potencial adictivo. Una persona con un trastorno mental que consuma estimulantes potentes o alucinógenos tiene mayor probabilidad de presentar consecuencias psicopatológicas del consumo”.

Perfil de los afectados

El Informe Europeo sobre Drogas de 2018 registra que el consumo de NPS se encuentra alrededor del 1% de la población. Aproximadamente un 17% de consumidores de cannabinoides sintéticos han solicitado someterse a tratamientos en centros especializados en adiciones. El perfil de consumidores de las nuevas sustancias psicoactivas son varones que oscilan entre los 25 y 44 años. Además, se trata de personas que estuvieron en contacto con sustancias tanto legales como ilegales y, por tanto, tienen una baja percepción de riesgo.

Además, la doctora Dolengevich Segal ha establecido una comparación entre los e-psiconautas. Se trata de personas que consumen ocasionalmente sustancias del tipo research chemicals. El motivo por el que consumen estas sustancias es para tener una experiencia distinta y nueva. En Europa, alrededor de un 4% de los jóvenes de edades comprendidas entre 14 y 18 años han probado alguna vez una NPS.

Por otra parte, estas sustancias se pueden relacionar con prácticas sexuales como el Chemsex.  Este es un fenómeno complejo en el que se relaciona sustancias, sexo y nuevas tecnologías. Las drogas más utilizadas en este entorno son la mefedrona, metaanfetamina y el GHB. Esto se debe a que producen mayor adicción cuando se consumen de forma intravenosa.