NOTICIAS DIARIAS

¿Cuál es el origen del dolor lumbar de las embarazadas?

Ginecología y ObstetriciaMedicina Física y Rehabilitación

El dolor lumbar de las embarazadas está relacionado con alteraciones en el movimiento lumbopélvico y con la manera en que se activan los músculos extensores lumbares durante la gestación. Así lo apunta un estudio de investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH) y la Universidad de Valencia (UV) cuyos resultados se han publicado en las revistas The Spine Journal y PLOS ONE.

En un comunicado, la CEU UCH recuerda que entre el 50 y el 70% de las mujeres embarazadas sufre dolor lumbar; un problema de salud que, en la población general, se asocia con cambios en la biomecánica de la columna. En el caso de las embarazadas, el fenómeno está poco estudiado. Los investigadores han analizado los cambios en la columna y la musculatura de la zona de gestantes en el último trimestre de embarazo, esas mismas mujeres tras el parto y mujeres no gestantes.

Gemma Biviá y Juan Francisco Lisón, de la CEU UCH, junto a Daniel Sánchez Zuriaga, de la UV, estudiaron a 34 embarazadas y otras tantas que no habían sido madres. En las primeras, se realizaron pruebas durante el tercer trimestre del embarazo y a los 2 meses de dar a luz. Los resultados se compararon entre sí, así como con los datos de las mujeres no gestantes. Se usaron técnicas de electromiografía para medir el nivel de activación de los músculos erector espinal y bíceps femoral y la curvatura lumbar de pie, en posición estática.

“El embarazo no parece modificar la lordosis lumbar, como tradicionalmente se viene pensando. La creencia popular de que el embarazo aumenta la curvatura lumbar podría estar más bien relacionada con un mero efecto óptico”, señala Biviá.

“Lo que sí hemos observado es que las mujeres embarazadas activan con más intensidad los músculos lumbares en el último trimestre de gestación cuando lo comparamos con la condición de no embarazo”, añade la coautora del estudio, que muestra que los músculos de la zona lumbar desarrollan una respuesta adaptativa para poder hacer frente al aumento del volumen abdominal por el tamaño del niño en la etapa final del embarazo.

“Hasta ahora, el origen del dolor lumbar se había asociado a un aumento en la curvatura lumbar, incluso se pautaban ejercicios para reducirla. Sin embargo, nuestros resultados demuestran que el embarazo altera la respuesta muscular, lo que es importante a la hora de diseñar ejercicios que reduzcan el dolor lumbar, tan frecuente entre las embarazadas”, destaca la investigadora.

Los investigadores estudiaron asimismo el movimiento de la columna lumbar y la activación del músculo erector espinal al flexionar el tronco hacia delante, comparando los resultados de cada grupo. Los resultados revelan que las embarazadas llevan a cabo una modificación el movimiento lumbar y del modo en el que se activa la musculatura erectora durante la flexión del tronco.

“Estos cambios biomecánicos se producen como un mecanismo específico que desarrollan las mujeres embarazadas para proteger las estructuras de su zona lumbar, tanto por el mayor volumen abdominal como por el aumento de laxitud ligamentosa debida a las hormonas del embarazo”, explica Biviá, que añade que por primera vez se pone el origen del dolor lumbar se relaciona con las alteraciones en el movimiento lumbopélvico y la forma en la que se activan los músculos extensores lumbares.

“Estos hallazgos pueden ser de gran utilidad para los profesionales de la salud, orientándoles en la prescripción de ejercicios específicos para disminuir el dolor lumbar durante el embarazo”, concluye la científica, cuya actividad investigadora se centra en el estilo de vida y salud de la mujer. Esta investigación forma parte de su tesis doctoral, dirigida por Daniel Sánchez Zuriaga, profesor del Departamento de Anatomía y Embriología Humana de la UV, y Juan Francisco Lisón, director del Departamento de Medicina de la CEU UCH.