NOTICIAS DIARIAS

¿En qué se diferencian la esquizofrenia y el trastorno bipolar?

Psiquiatría

La esquizofrenia y el trastorno bipolar son 2 trastornos mentales que pueden diferenciarse. Un estudio publicado en Cell ha identificado regiones genéticas relacionadas con las similitudes y diferencias entre estas 2 enfermedades. Tal y como recoge la agencia SINC, estas 2 enfermedades psiquiátricas comparten síntomas, pero pueden diferenciarse por su arquitectura genética.

Para conocer las diferencias entre la esquizofrenia y el trastorno bipolar los investigadores analizaron los factores genéticos relacionados con los síntomas compartidos por estas 2 patologías y los síntomas específicos de cada trastorno. Identificar los genes que comparten y aquellos que las diferencian es importante a la hora de elegir el tratamiento adecuado, ha destacado el investigador Eduard Vieta, del Hospital Clínic de Barcelona.

Para dar con las diferencias de estas 2 enfermedades mentales, los autores del estudio analizaron los datos genéticos de más de 53.000 pacientes (20.129 pacientes con trastorno bipolar y 33.426 pacientes con esquizofrenia) y de más de 54.000 voluntarios sanos de diversos centros internacionales, indica SINC.

Tras este análisis, los investigadores identificaron 114 loci implicados en las vías sinápticas y neuronales compartidas entre la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Los loci son las posiciones fijas en un cromosoma y determinan la posición de un gen o de un marcador genético. 32 de estos loci no se habían identificado anteriormente.

Cuando compararon a los pacientes con esquizofrenia con los de trastorno bipolar los investigadores comprobaron que había 4 regiones genómicas que contribuyen a las diferencias entre estas enfermedades. Asimismo, encontraron regiones genómicas que relacionaban un trastorno con un síntoma clínico del otro.

Disección genética detallada

Eduard Vieta ha explicado que identificar las diferencias entre la esquizofrenia y el trastorno bipolar ha sido posible gracias a una disección genética detallada. Estos datos, añade el investigador, sugieren que la esquizofrenia y el trastorno bipolar no son el mismo trastorno, pero tampoco enfermedades totalmente independientes. Pueden compartir síntomas específicos que se pueden identificar con información genética.

“Estos nuevos datos nos acercan sustancialmente hacia la comprensión de la herencia de 2 de los grandes síndromes psiquiátricos, la esquizofrenia y el trastorno bipolar, y abren por primera vez la vía para comprender aspectos diferenciales de su genética molecular”, concluye el experto.